Tras doce días de intensa búsqueda y de apoyo popular, el misterio de la desaparición del pequeño Gabriel Cruz se ha resuelto de la peor manera posible con el hallazgo de su cadáver.

La actual pareja del padre del pequeño desaparecido ha sido detenida mientras se encontraba trasladando el cadáver de Gabriel en el maletero de su vehículo.

La desaparición de Gabriel había movilizado a buena parte de la sociedad, que se había sumado a su búsqueda bien de forma activa o difundiendo el cartel con su fotografía y datos o también mediante la campaña de los "pescaditos", que pretendía mandar ánimos al pequeño.

El horror de este desenlace ha afectado también a personalidades de diversos ámbitos, que han expresado su dolor en Twitter: