Oficina De La Seguridad Social, Oficinas, Empleo, Desempleo, Desempleado
Oficina De La Seguridad Social, Oficinas, Empleo, Desempleo, Desempleado EUROPA PRESS - Archivo

El PSOE ha denunciado que la Tesorería General de la Seguridad Social sufrió un recorte de 682 trabajadores tan sólo en 2017, un 6% en sólo un año, lo que eleva la disminución de empleados desde 2011 hasta los 2.486 trabajadores, un 19% de la plantilla. En el caso de Baleares, la delegación cuenta con un 19,5% de trabajadores menos.

Así se desprende una reciente respuesta dada por el Gobierno, a la que ha tenido acceso Europa Press, en la que se señala que, si en 2011 había 13.401 trabajadores en la Tesorería General, en diciembre de 2017 el número total de empleados era de 10.915 personas.

Un descenso de empleados que el PSOE considera "intolerable", teniendo en cuenta que esta reducción ha sido progresiva. "Todos los años, desde 2011 hasta 2017, se ha ido reduciendo, pero en 2017 se ha alcanzado el récord", lamenta el diputado socialista Miguel Ángel Heredia.

Según la respuesta, la delegación donde el recorte de empleados ha sido mayor en estos seis años ha sido Cataluña, con un total de 403 empleados menos en 2017 respecto al mismo mes de 2011 (-23%), seguida de la Comunidad de Madrid, con 335 empleados menos, aunque en términos relativos este descenso fue aún más intenso: un 25% menos.

En porcentaje, la delegación que más empleados de la Tesorería General de la Seguridad Social perdió fue Cantabria, con un 32,5% de trabajadores menos, seguida de Ceuta (-28,5%), de la Comunidad de Madrid (-25%), Cataluña (-23%), Asturias (-22%), Canarias (-21%), Baleares (-19,5%), y Ceuta y Murcia (-18,5%).

MÁS TRABAJO Y PEOR CALIDAD DEL SERVICIO

Heredia recuerda que este personal realiza funciones como la inscripción de empresas, la afiliación, altas y bajas de trabajadores, la gestión y control de la cotización y su recaudación, el aplazamiento o fraccionamiento de las cuotas o la gestión de la función reaseguradora de accidentes de trabajo, entre otras.

Información que afecta a la asistencia sanitaria, la incapacidad temporal, la incapacidad durante el embarazo y lactancia, prestaciones como las de maternidad, el cuidado de menores con enfermedades graves, de prestaciones de supervivencia (viudedad y orfandad) o la incapacidad permanente son algunas de las cuestiones que maneja este cuerpo de empleados públicos.

En este sentido, incide en la necesidad de contar con una red de oficinas suficientemente dotadas y que, al contrario, se está produciendo el cierre de oficinas y la aprobación de "jubilaciones anticipadas masivas", provocadas en parte, critica, "por la precariedad en la que los funcionarios desarrollan su actividad y las ofertas de empleo congeladas son las causas fundamentales de esta situación".

"Estos importantes recortes suponen un incremento de la carga de trabajo para la plantilla, un envejecimiento de esta y una disminución en la calidad del servicio que se presta a los ciudadanos", denuncia.

LA ASISTENCIA PERSONAL SE ANTOJA "IMPRESCINDIBLE"

Así, aumentan los tiempos de espera, visibilizados en las largas colas de espera en aquellos puntos donde se atiende al público y, por otro, una creciente informatización que, asevera, afecta sobre todo a las personas con menos recursos y a las personas más mayores, que muchas veces carecen de medios y conocimientos para realizar consultas por Internet.

Además, señala que también la complejidad de la información con la que trabaja la Seguridad Social hace que "en muchos casos" sea "imprescindible", a juicio de este diputado, "una atención personal o telefónica, pero por un funcionario público". "Así lo pone de manifiesto las colas que se forman diariamente en las oficinas de la seguridad Social, en las que los ciudadanos demandan atención", apostilla.