Además, a lo largo del citado mes se tramitaron en la Comunidad castellanoleonesa un total de 28.702 altas correspondientes al concepto de prestación por desempleo, lo que representa un incremento del 5,99 por ciento (27.078 en enero de 2017).

De las 28.798 solicitudes por prestaciones por desempleo registradas en Castilla y León a lo largo del mes de enero la mayor parte, 18.250, correspondieron a prestaciones contributivas, mientras que 8.795 se engloban en el concepto de subsidio, 1.211 pertenecen al concepto de renta activa de inserción y las 542 restantes corresponden a programas de activación de empleo.

El plazo medio de reconocimiento de las prestaciones por desempleo en el mes de enero de 2018 en Castilla y León fue de 0,77 días, inferior al registrado en el resto de España (1,35 días).

Por su parte, la mayor parte de las 28.702 altas de prestaciones presentadas en el mes de enero en Castilla y León correspondió también a prestaciones contributivas (18.017), seguidas de las altas correspondientes al concepto de subsidio (8.742), de las de renta activa de inserción (1.507) y de las altas para programas de activación (436).

Según los datos aportados por el Ministerio de Empleo, un total de 79.388 castellanoleoneses se benefició en enero de 2018 de algún tipo de prestación por desempleo (37.647 una prestación contributiva, 32.718 un subsidio, 7.168 una renta activa de inserción y 1.855 un programa de activación de empleo) por un importe de 68,54 millones de euros y por una cuantía media de 808,0 euros mensuales (827,2 en España).

Por provincias, la mayor parte de los beneficiarios proceden de León con 16.065, seguidos de los de Valladolid (15.352), Salamanca (12.183), Burgos (10.966), Zamora (6.524), Ávila (6.221), Palencia (5.266), Segovia (4.443) y Soria (2.368).

Consulta aquí más noticias de Valladolid.