La Audiencia de Valladolid ha dictado sentencia absolutoria en el caso de un varón de 51 años, vicepresidente de un club de piragüismo, que fue acusado de un delito continuado de abusos sexuales en 2013 sobre una joven de 18, perteneciente a la misma entidad deportiva y con una ligera discapacidad psíquica.

A pesar de la pena de nueve años de prisión solicitada tanto por el fiscal como por la acusación particular, que interesaban también la prohibición de aproximarse a la joven y comunicar con ella y el pago de una indemnización de 15.000 euros, la Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia Provincial, en un fallo al que tuvo acceso Europa Press en fuentes jurídicas, ha optado finalmente por la absolución al entender que los hechos no son constitutivos de delito.

La sala sí da por probada la relación sentimental entre el acusado y la joven, él casado y con hijos y 31 años mayor y ella de 18 y con un retraso mental ligero, con una incapacidad del 35 por ciento que, como así recoge en su sentencia el tribunal, no le impedía saber lo que son las relaciones sexuales y las consecuencias de éstas en orden a un posible embarazo.

El contacto entre los dos por su vinculación al mismo club de piragüismo se tradujo en una relación de amistad que con el tiempo pasó a ser sentimental por espacio de casi un año, de profundo enamoramiento por parte de ambos, al punto de que entre los meses de septiembre y diciembre de 2013 llegaron a mantener relaciones sexuales plenas y consentidas por ella, "sin coacciones, sin violencia alguna" y sin que hubiera un prevalimiento de él sobre ella por el hecho de padecer ésta una ligera discapacidad psíquica.

Aunque en el juicio la joven apuntó que el ahora absuelto la obligó a mantener relaciones, el tribunal incide en que la declarante no explicó claramente tal circunstancia y se limitó a indicar que el acusado lo hacía con caricias y besos, al tiempo que reiteró que ambos salían juntos y mantenían una relación sentimental.

Por tal motivo, tras las declaraciones de los dos, así como de una profesora de la joven y la reproducción en la vista de distintos informes periciales, la Audiencia de Valladolid ha resuelto absolver al procesado "porque la reciprocidad de los sentimientos expresados por ambos en cartas y mensajes descartan cualquier coacción, cualquier influjo determinante en el consentimiento prestado por ella al mantenimiento de relaciones sexuales con él".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.