Víctor Caldevilla
Víctor Caldevilla JSA

Caldevilla, a través de una nota de prensa, ha salido al paso de las afirmaciones que realizó el arzobispo en su carta semanal, en la que pidió dejar de lado las demagogias mediocres en la batalla por la verdadera igualdad y cargó contra la consigna internacional que saldría de los laboratorios de Naciones Unidas y su pretensión globalizadora, que tiene en la estrategia de la ideología de género la hoja de ruta de una revolución cultural de amplio alcance.

A juicio de Caldevilla, acusar a la ONU de 'laboratorio de demagogias mediocres' es un "gravísimo insulto" para una institución que día a día lucha por "conseguir la paz y la igualdad en todo el planeta".

"Educar en feminismo es educar en igualdad, y ya va siendo hora de que el arzobispo y quienes le secundan se den cuenta de ello. Y también es tiempo de que la Iglesia Católica deje de intentar adoctrinar sobre el tipo de vida o de familia que cada persona quiera tener", ha añadido, en clara alusión a las palabras que el arzobispo dedica al colectivo LGTBI al que llama 'lobbys con sopa de siglas'.

En opinión de la organización juvenil, este tipo de comportamientos deberían estar censurados por toda la sociedad, ya que, para ellos, ponen en peligro todos los avances que el feminismo ha conseguido durante tantos años de lucha.

Desde Juventudes Socialistas piden a la Iglesia Católica que censure las palabras del arzobispo de Oviedo y que "contribuyan en positivo a conseguir la igualdad de mujeres y hombres que en definitiva es lo que busca el feminismo".

Consulta aquí más noticias de Asturias.