Laura Pérez y Carlos Couso
Laura Pérez y Carlos Couso EUROPA PRESS

Laura Pérez, recientemente expulsada de la formación, junto con Carlos Couso, Fanny Carrillo y Rubén Velasco, han celebrado este sábado en el Palacio del Condestable una asamblea en el que han expresado su compromiso con el "cambio político" y con el programa con el que Podemos se presentó a las elecciones autonómicas en 2015.

Al comienzo de su intervención, Carlos Couso se ha referido a la acusación de declaraciones "machistas" en el debate de una moción del Parlamento de Navarra que fueron condenadas por la dirección del partido. El parlamentario se ha mostrado "indignado" y ha asegurado que "es parte de la campaña de destrucción personal". De la misma manera ha considerado que "quienes me han llamado machista me han injuriado". "La burocracia, a falta de ganar el debate político, van a destruir a las personas", ha afirmado.

Ante las palabras de la dirección que aseguró que los cuatro parlamentarios "no representamos a Podemos", Couso ha contestado que representan "al programa político que Podemos aprobó en 2015". En este sentido, ha recordado que este programa planteaba la derogación de la reforma laboral cuando el secretario general de la formación en Navarra, Eduardo Santos, "ha aplicado la reforma laboral para despedir a trabajadores de Podemos". "Eduardo Santos es el que no representa a Podemos", ha asegurado.

"No vamos a ser los chivos expiatorios de unos burócratas que han decidido cargarse la competencia", ha sentenciado Couso que ha asegurado que desde la dirección "están asesinando Podemos de una manera vil y nosotros no lo vamos a tolerar".

El parlamentario ha señalado que en las próximas semanas se va a abordar en el Parlamento "leyes fundamentales" como la de Igualdad y la de Contratación Pública. En este sentido, ha criticado que la dirección ha negado al grupo parlamentario la asistencia jurídica para el tratamiento de estas leyes de manera que "nos vamos a tener que contratar un asistente jurídico".

Couso ha afirmado que "tenemos un compromiso con el cambio en Navarra y lo vamos a mantener porque no queremos que UPN vuelva a gobernar". Ha llamado a buscar "manera de recomponer esto" y ha hacer "una apuesta clara por el cambio social". "Para eso necesitamos un grupo parlamentario y un partido, el que sea, que impulse esto con fuerza en los próximos años; y mucho me temo que la actual dirección eso no lo va a hacer", ha concluido.

Por su parte, Laura Pérez ha destacado que "urge una salida democrática que ponga fin a esta situación de forma constructiva y deje de poner en riesgo la estabilidad del Gobierno actual y la posibilidad de que el cambio no pudiera volver a revalidarse".

Ha asegurado que Podemos "fue y es una herramienta necesaria, pero si deja de serlo, porque Podemos deja de ser Podemos, habrá que inventar las maneras para que el cambio sea posible y para que en 2019 haya políticas rupturistas, transformadoras, desde abajo, con un programa político concreto decidido entre toda la ciudadanía, capaz de romper con las políticas del régimen de todos estos últimos años".

Pérez ha llamado a los asistentes a analizar "qué hacer y qué aportar todos no sólo para mantener el cambio y defender el proyecto sino para poder revalidarlo en 2019 para ir más allá, por encima de luchas internas".

La parlamentaria ha explicado que los cuatro parlamentarios críticos plantearon un "acuerdo de mínimos" al Consejo Ciudadano en el que llamaban a "renunciar a la polémica en los medios de comunicación y articular mecanismos de debate internos"; a constituir un consejo de coordinación "plural e integrador" con una representación proporcional de las candidaturas que se presentaron a las primarias de Podemos; o a elaborar un reglamento del grupo parlamentario con la convalidación del propio grupo.

Asimismo, se instaba a la Comisión de Garantías a realizar una revisión jurídica de los expedientes abiertos "que adolezcan de base jurídica para su incoación"; y la celebración de una asamblea presencial "para solventar los conflictos y preparar el calendario electoral de 2019".

La propuesta "no fue objeto de debate y se nos lanzó un ultimátum en forma de rueda de prensa en el que se nos pedía que dejáramos las actas", ha explicado.

Frente a quienes aseguran que no representa a la formación morada, Pérez ha contestado que "nos avala el trabajo diario que hacemos en el Parlamento.

La parlamentaria ha señalado que hay "diferencias ideológicas que son sanas y hay que dirimirlas y debatirlas democráticamente". "Una diferencia clave es que, mientras que para algunos el acuerdo programático es un oráculo abierto a la interpretación por Geroa Bai y lo que diga el Gobierno amén; otras pensamos que es un acuerdo de mínimos que tiene que servir de base para ir siempre más allá", ha destacado.

Consulta aquí más noticias de Navarra.