Consejo Ciudadano Estatal de Podemos
El líder de Podemos, Pablo Iglesias y el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, durante la reunión del Consejo Ciudadano Estatal. Fernando Alvarado / EFE

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha puesto este sábado sobre la mesa la primera condición para confluir con IU y el resto de sus socios en las elecciones municipales, autonómicas y europeas de 2019: el nombre de su partido "debe estar visible en todos los proceso electorales" en los que se presenten.

"Podemos nació hace cuatro años y tenemos que estar orgullosos de lo que hemos conseguido en poco tiempo. Tenemos que estar en las municipales, autonómicas y europeas con nuestro nombre", ha proclamado durante su intervención inicial en el Consejo Ciudadano Estatal de este sábado.

Iglesias ha convocado al que es el máximo órgano de dirección de su partido entre asambleas precisamente para definir la estrategia a seguir para afrontar el ciclo electoral de 2019 y, en concreto, para debatir sobre cómo deben construir las confluencias con Izquierda Unida y el resto de actores con los que aspiran a concurrir.

"Podemos, el principal significante del cambio"

A este respecto, el líder de la formación morada ha dejado claro que una de las condiciones que pondrán sobre la mesa será la necesidad de que el nombre de Podemos figure en las candidaturas, menos en aquellos casos especiales en los que ya exista una marca consolidada, como ocurre con Ahora Madrid o Barcelona en Comú, ciudades en las que además gobiernan.

"Podemos es el principal significante del cambio y el nombre de Podemos debe estar visible en todos los procesos electorales en los que nos presentemos", ha enfatizado, para añadir que el objetivo de este requisito es que "la gente pueda votar a Podemos sin perjuicio" de que se presenten con otras fuerzas.

En este punto, ha señalado que el resto de fuerzas que se alíen con Podemos deberán tener en cada caso "la visibilidad que les corresponda" pero, eso sí, dejando claro que el partido morado es el "principal significante del cambio".

Para ello, el Consejo Ciudadano Estatal de Podemos ha acordado someter a la consulta de los inscritos en cada ámbito territorial si el nombre de Podemos debe figurar en la papeleta de las próximas elecciones autonómicas, municipales y europeas de 2019.

"¿Apoyas que Podemos se presente a las próximas elecciones en coalición con las fuerzas políticas aliadas del espacio del cambio y plataformas municipalistas con la palabra Podemos -en los idiomas que corresponda- formando parte del nombre de la candidatura?", es la pregunta que se someterá a consulta, según han asegurado fuentes de la dirección.

La consulta se planteará por triplicado: a todos los inscritos en el ámbito europeo, a los militantes de las comunidades autónomas en donde se celebran elecciones en 2019 en el caso autonómico y a todos los inscritos en el ámbito municipal.

La marca, un escollo en la negociación con IU

La cuestión relativa a la nomenclatura de las confluencias es una de las principales diferencias que persisten en las negociaciones con IU, sobre todo después de que la organización liderada por Alberto Garzón criticara el "desgaste" que a su juicio está sufriendo la marca 'Unidos Podemos', y exigiera más visibilidad.

Aunque hace semanas Iglesias afirmó que la marca no sería un problema para llegar a un acuerdo, este sábado ha dejado claro que el nombre de Podemos deberá estar visible, con contadas excepciones donde se haya consolidado una marca con fuerza, como ha ocurrido en las alcaldías donde ya gobiernan.

Eso sí, el líder de Podemos ha asegurado que aún con esta condición, su formación debe "apostar por la confluencia con sus fuerzas políticas hermanas", entre las que ha citado a IU y Equo a nivel estatal, y a Catalunya en Comú a nivel autonómico —no ha mencionado a En Marea, la confluencia gallega—. "Debemos ir con ellos a las elecciones europeas, autonómicas y municipales", ha afirmado.

Admite dificultades en algunos territorios

No obstante, Iglesias también ha reconocido que es consciente de que en algunas regiones el encuentro con otras organizaciones es más difícil y por ello, ha pedido a los secretarios generales de dichas Comunidades que informen de la situación en la reunión de este sábado.

El líder de Podemos ha zanjado su primera intervención —la única difundida en abierto— llamando a toda su organización a trabajar para "ganar" las elecciones en 2019, como antesala de las generales de 2020. "Si los inscritos me siguen dando su apoyo, mi reto es ser el próximo presidente de España", ha concluido.