Toma de rehenes en un centro de veteranos
Las fuerzas de seguridad entran en un centro de veteranos de California tras una toma de rehenes. CBS

Tres mujeres empleadas de una residencia para veteranos en el norte de California han perdido la vida después de más de ocho horas retenidas como rehenes a manos de un hombre armado que ha irrumpido en el centro donde trabajaban a primera hora de este viernes, que tras dispararles se ha quitado la vida, según ha informado la cadena de noticias estadounidense CBS.

Un hombre armado con un rifle ha comenzado a abrir fuego en la mayor residencia para veteranos de guerra de EE UU, ubicada en la localidad de Yountville, en el norte de California, a primera hora de la mañana. Durante el tiroteo ha tomado a tres empleadas del centro como rehenes, a las que ha mantenido incomunicadas durante al menos ocho horas.

Los primeros disparos se han registrado sobre las diez y media de la mañana, hora local, y no ha sido hasta las seis de la tarde que se han confirmado las muertes de los empleados secuestrados y del atacante.

Según ha indicado la oficina del Sheriff del condado de Napa, el atacante sería Albert Wong, un veterano de guerra de 36 años, exresidente del centro, según recoge ABCNews.

Todas las víctimas eran empleadas del centro para veteranos Pathway Home, según ha confirmado el sheriff del condado de Napa, John Robertson. Pathway Home forma parte de un programa privado especializado para tratar a veteranos de guerra en Yountville. En el centro residen cerca de 850 veteranos de las guerras Golfo, Vietnam o Afganistán, muchos de los cuales sufren estrés postraumático.

A la zona del incidente acudieron enseguida las fuerzas de seguridad locales y han creado un perímetro de seguridad. Se instaló una línea de contacto con los residentes encerrados en el centro y varios mediadores especializados intentaron negociar, en vano, con el secuestrador.