Temporal en Galicia
Imagen de la playa Grande de Miño, este viernes 9 de marzo. Cabalar / EFE

Una borrasca muy profunda denominada Félix entra este sábado por el noroeste de la Península dejando un fin de semana de fuertes vientos, abundantes lluvias y temporal marítimo, especialmente en la vertiente Atlántica, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Hasta 35 provincias se encuentran este sábado avisos de riesgo (amarillo) o riesgo importante (naranja) por precipitaciones, tormentas, viento, fenómenos costeros, aludes o deshielo, ha agregado la Aemet.

El aviso por precipitaciones afectará a las provincias de A Coruña, Pontevedra, Huesca, Zamora, Salamanca, Ávila, Cáceres, Madrid, Ciudad Real, Toledo, Córdoba, Sevilla, Cádiz, Huelva y Málaga. Además, Cádiz, A Coruña y Pontevedra también tendrán aviso amarillo por tormentas.

El viento tendrá con riesgo o riesgo importante a 24 provincias. Con aviso amarillo a Lugo, Ourense, Cantabria, Ávila, Salamanca, Segovia, Soria, Zamora, La Rioja, Navarra, Lleida, Teruel, Albacete, Toledo, Almería, Granada y Jaén. El aviso naranja, por vientos de hasta 120 kilómetros por hora, afectará a Pontevedra, A Coruña, Asturias, León, Burgos, Palencia y Cantabria.

El riesgo por deshielo afectará a Huesca, en concreto en el Pirineo oscense, que también tendrá riesgo por aludes en los macizos de Gállego, Sobrarbe y Ribagorza.

En cuanto a los fenómenos costeros, el riesgo naranja afectará a Coruña y Pontevedra, donde soplará el viento del sur o suroeste con fuerza 7 y 8 y donde se espera mar combinada del suroeste y del oeste con olas de cinco a seis metros y aumentará a 6 o 7 metros, principalmente al sur de Sisargas. Con menor intensidad y por tanto con aviso amarillo, el riesgo por fenómenos costeros estará activo en Huelva, Girona, Murcia, El Hierro, La Palma y Tenerife.

Fuertes lluvias en el litoral atlántico gallego

En cuanto a las precipitaciones, la Aemet avisa de lluvias localmente fuertes o persistentes en áreas de la vertiente atlántica peninsular y Pirineos y soplará viento fuerte y/o con rachas fuertes o muy fuertes en Galicia, áreas de montaña de la mitad norte peninsular, Sierras de Andalucía oriental, litoral sureste peninsular, noreste de Girona y Baleares.

En concreto, gran parte de la Península estará muy nuboso o cubierto con precipitaciones y las precipitaciones podrán estar ocasionalmente acompañadas de tormenta y serán persistentes y localmente fuertes, en el sur de Galicia, Pirineos, oeste del Sistema Central, Extremadura, oeste de Castilla-La Mancha, y Andalucía (salvo su extremo oriental).

En el Cantábrico, valle del Ebro, litoral este de la Península, y Baleares, habrá menos nubosidad y serán poco probables las precipitaciones. Mientras, en Canarias habrá intervalos nubosos, más abundantes en las islas de mayor relieve, donde no se descartan lluvias débiles o localmente moderadas.

Las precipitaciones serán de nieve por encima de 2.000 metros aunque la cota bajará de oeste a este a lo largo del sábado hasta los 1.200 a 1.600 metros en el noroeste peninsular y los 1.600 a 2.000 metros en el resto de la Península.

Según la Aemet, a lo largo del fin de semana se podrían llegar a acumular más de 180 litros por metro cuadrado en Pontevedra, en el suroeste de A Coruña y en el oeste del Sistema Central. Las fuertes lluvias, acompañadas con el mal estado de la mar, pueden provocar inundaciones en localidades de las Rías Baixas, alerta la Aemet.

Aviso a conductores y viandantes ante el temporal

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias ha hecho público un aviso para conductores y viandantes ante la llegada de la borrasca atlántica Félix. Así, recomienda asegurar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública por efecto del fuerte viento, y alejarse de cornisas, árboles, muros, edificaciones en construcción o grúas.

En carretera, Protección Civil aconseja extremar la precaución en la salida de túneles, adelantamientos y cruce con vehículos pesados en vías de doble sentido, prestar atención ante la posible presencia de obstáculos en la carretera, no detenerse en zonas donde pueda discurrir gran cantidad de agua y circular por carreteras principales y autopistas.

En zonas marítimas, recomienda alejarse de la playa y de otros lugares bajos que puedan ser afectados por las elevadas mareas y oleajes, evitar estacionar en estas zonas y no poner en riesgo la vida ante la posibilidad de captar imágenes espectaculares. En caso de tormentas súbitas y lluvias intensas en el campo, aconseja no atravesar con el vehículo o a pie los tramos inundados, alejarse de ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas y dirigirse a los puntos más altos de la zona.