La convocatoria de movilizaciones se concreta en cuatro días de huelga para los días 23, 28, 29 y 30 del mes de marzo y concentraciones en las inmediaciones de la pinacoteca. De igual modo, se ha solicitado intervención ante el Sercla, organismo de resolución de conflictos, mostrando "la absoluta voluntad de resolver mediante la negociación y el diálogo las todavía grandes diferencias que incomprensiblemente mantiene la dirección del museo".

Yolanda Sepúlveda, del comité de empresa del Museo Picasso, ha explicado que "partimos de una situación en la que gerencia nos vende una propuesta con importantes mejoras y con una considerable subida salarial, cuando realmente no logramos alcanzar ni una quinta parte del poder adquisitivo perdido desde el año 2009".

"No es un pobre avance, sino que tras meses de espera desde la última reunión de negociación del convenio colectivo, la gerencia se descuelga remitiendo un correo electrónico con un escrito de ultimátum donde se mantiene la pérdida de derechos en materia de mejoras sociales", ha indicado la representante sindical de CCOO.

Por su parte, María Jiménez también del comité de empresa, ha dicho que ve "necesarias las movilizaciones en respuesta a la pasividad y desprecio a la representación de los trabajadores y a la plantilla por la amenaza que supone exigir una respuesta afirmativa sin entrar en la negociación si no se quiere perder cualquier posibilidad de recuperar los derechos".

Es más, ha asegurado que "más aún cuando abunda en la desigualdad de los salarios, primando a unos trabajadores y a otros no dentro de una misma categoría y aplica arbitrariedad y oscurantismo en las condiciones laborales que se recogen en el convenio colectivo que intentamos negociar", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Málaga.