El proyecto, aprobado por la Junta de Andalucía y el Consistorio, supondrá una inversión de ocho millones de euros y dos años de actuaciones para garantizar las condiciones ambientales del mismo, lo que supone la primera piedra para la regeneración de esta zona que albergará un parque periurbano.

"Hoy al fin ponemos fin uno de los capítulos medioambientales más negros de la historia de Torremolinos", ha asegurado, en rueda de prensa, Tocón.

En 2017 en marzo se dio a conocer una sentencia dictada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que condenaba a España, por no haber adoptado las medidas necesarias para asegurar que la gestión de los residuos respecto a 61 vertederos ilegales que todavía quedaban en el territorio nacional, sin poner en peligro la salud humana y sin dañar el medio ambiente y, en particular, sin crear riesgos para el agua o el aire.

Así, han recordado que entre los 61 vertederos a los que la sentencia se refiere, repartidos en todo el territorio español, se encuentra el de Torremolinos, "el único en toda Andalucía que ha motivado la sentencia condenatoria del tribunal europeo".

Por otro lado, han recordado que el pasado 20 de febrero del presente año, la Junta de Andalucía hizo llegar el proyecto para el sellado y clausura del vertedero de Torremolinos, cuyo plan ha aprobado la Delegación de Urbanismo como paso previo y necesario para iniciar el proceso de licitación, cuyos trabajos previsiblemente comenzarán este año.

Ha explicado, en este sentido, que se trata de proyecto valorado en ocho millones de euros y un tiempo aproximado de ejecución de dos años que contempla una fase previa de estabilización del terreno, tras lo que se procederá al fortalecimiento de la impermeabilización. Una vez sellado correctamente, el vertedero deberá tener un seguimiento por un periodo de 30 años.

En cuanto a los detalles técnicos, esta zona alberga un millón de toneladas de residuos, de las cuales 650.000 metros cúbicos se trasladarán a una nueva ubicación. Los trabajos consisten en impermeabilizar el vaso del vertedero, colocar una red de drenaje y material drenante para posteriormente volver a impermeabilizar e ir vertiendo capas horizontales.

También se colocarán chimeneas para posibilitar la evacuación de gases y por último, una vez sellado, se iniciará la regeneración de esta zona de la sierra con una capa vegetal, "cumpliendo así con una de nuestras promesas con los ciudadanos y ciudadanas de Torremolinos, como es crear un gran parque periurbano donde el anterior regidor, Pedro Fernández Montes, nos dejó un basurero".

Los técnicos del Ayuntamiento han analizado en estos días el proyecto valorando que la solución aportada por la Junta de Andalucía es la correcta y dando por tanto luz verde a que siga la tramitación administrativa del expediente para que los trabajos puedan empezar lo antes posible. Este viernes desde el Consistorio se he remitido dicho informe a la Delegación de Medioambiente del gobierno regional para que el procedimiento siga su curso.

"Es importante que los torremolinenses sepan que con el sellado del vertedero podemos decir que da comienzo la recuperación de nuestra sierra, el fin de la época de desmanes medioambientales del anterior gobierno del PP y todo esto gracias a la colaboración de la Junta de Andalucía sin cuya ayuda hoy no podríamos estar hablando de la recuperación de ese gran valor que es para nosotros nuestra sierra", ha incidido la primera teniente de alcalde.

DENUNCIA DEL SEPRONA EN 2007

En este punto, Tocón ha recordado que "fue a raíz de una denuncia del Seprona, en el año 2007 que la Delegación Provincial de Medio Ambiente dictó una resolución por la que se exige el cierre inmediato del vertedero de Torremolinos".

Resolución, ha continuado, a la que el entonces alcalde Pedro Fernández Montes se opuso frontalmente iniciando una "larga, costosa y estéril batalla judicial, empleando para ello importantes cantidades de dinero público, además dejar a un lado la salud de los torremolinenses al dañar nuestro entorno medioambiental".

"Esta batalla le lleva incluso a renunciar a subvenciones millonarias para sellar y clausurar el vertedero de Torremolinos sin coste alguno para las arcas municipales al igual que lo habían hecho otros de la provincia desde la década de los 90", ha dicho, añadiendo que "es en 2010 que el juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Málaga desestima el recurso presentado por LITOSA contra el cierre exigido por la Junta de Andalucía en 2007 y es a partir de entonces que el vertedero cesa su actividad de forma definitiva en 2011".

No obstante, ha dicho Tocón, "a pesar de cesar su actividad, Pedro Fernández Montes se negó a lo que le obligaba la ley que era sellar y recuperar este activo medioambiental que es la sierra de Torremolinos y sus acuíferos. Y a esto es a lo que obliga la sentencia de ahora hace un año del tribunal europeo".

Para ello, y ante la carencia de medios técnicos y económicos propios, "recurrimos al amparo de la Junta de Andalucía, para que a través del ente instrumental, Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía, se redactara el proyecto de sellado para que pronto pudieran iniciarse los trabajos para que la Sentencia del Tribunal Europeo no suponga una sanción económica.

Consulta aquí más noticias de Málaga.