Para la formación municipalista, el mero hecho de mantener cortado el paso a nivel de Santiago El Mayor pasadas las once de la noche, cuando apenas quedaba tráfico ferroviario, impidiendo el paso a vecinos y manifestantes, era "una declaración de intenciones" de un delegado que "mantiene una continua actitud de provocación hacia la ciudadanía intolerable en un cargo público como este".

Dadas las dimensiones que era previsible que alcanzara la manifestación del 8 de marzo, que tenía permiso para terminar en la calle Orilla de la Vía, lo lógico hubiera sido prever una reordenación del tráfico ferroviario para permitir el paso, evitando así situaciones de riesgo para la propia seguridad de los asistentes.

Además, declaraciones del estilo de "muchos van a recibir un saludo cordial de este delegado del Gobierno por vía administrativa", como las que se han podido leer hoy, son a su juicio de una "extrema irresponsabilidad".

Cambiemos Murcia ha señalado que "la única ambulancia que tuvo que personarse en las vías lo hizo para atender a un manifestante".

Consulta aquí más noticias de Murcia.