"Lejos de preservar la seguridad de la gente, la colocación de un dispositivo policial", del que UPYD responsabiliza a la delegación de Gobierno y no a la policía, "lo convirtió en un peligroso callejón sin salida".

Los hechos resultan aún más "injustificables" teniendo en cuenta que durante la hora que duró el evento, sólo circuló un único tren. Los responsables de UPYD Murcia recalcan que la delegación del Gobierno "está para garantizar la seguridad de la población, y no para poner en peligro su integridad física".

El problema se enmarca una vez más en la "injusticia" que supone que el AVE llegue en superficie y no soterrado a Murcia, frente a lo que UPYD lleva meses protestando. Estas protestas de partidos y ciudadanía de Murcia sobre las vías están perjudicando políticamente al Partido Popular en la Región, "pero ha sido consecuencia de su nefasta gestión, no culpa de los vecinos que sufren las consecuencias", añaden desde la formaación.

Las multas que se están imponiendo "sólo han servido para enquistar y empeorar la situación". De hecho, hasta la llegada de Bernabé, "la situación era tensa pero no había represión sobre las personas que protestan pacíficamente", denuncian los responsables de UPYD. "Su gestión puede provocar un conflicto social que nadie sabe como puede terminar", así consideran que "debe dimitir antes de que la situación empeore aún más".

Consulta aquí más noticias de Murcia.