El equipo técnico de Anav ha trabajado en la planificación de las tareas a ejecutar, y fruto de la inspección realizada en toda esta área, se ha decidido, de manera proactiva, ampliar el programa de trabajos a una intervención en la línea de drenaje de los generadores de vapor y una extensión de inspección a soldaduras similares.

Según informaron la central y el CSN en sendos comunicados, la parada se produjo para descartar que el goteo corresponde "con una fuga en la barrera de presión", formada por el conjunto de los componentes sometidos a la presión del reactor.

De acuerdo al seguimiento efectuado, "este goteo está muy por debajo de los límites establecidos" en las Especificaciones Técnicas de Funcionamiento (ETF), afirmaban.

De hecho, según el CSN, el incidente no ha tenido impacto en los trabajadores, el público ni en el medioambiente.

Según ha detallado el organismo de seguridad, el goteo se clasifica como nivel 0 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (Ines).

Consulta aquí más noticias de Tarragona.