Solar de La Magòria, en la Gran Via de Barcelona, donde se proyecta construir un nuevo equipamiento sociosanitario.
Solar de La Magòria, en la Gran Via de Barcelona, donde se proyecta construir un nuevo equipamiento sociosanitario. ACN

La Magòria, en Sants-Montjuïc, ganará equipamientos sociales, sanitarios, deportivos y de vivienda con la construcción de un nuevo centro sociosanitario, de un bloque de 150 pisos con dotación de servicios y con la recuperación del antiguo campo de fútbol, una vieja reivindicación vecinal, como ha afirmado este viernes la regidora del distrito, Laura Pérez.

Esta actuación municipal, anunciada este viernes por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se culminará en el año 2022 y se unirá a la profunda transformación por la que está pasando el cercano recinto de Can Batlló, con una inversión de 64 millones de euros a lo largo de lo que resta de mandato municipal.

Un nuevo centro de urgencias de atención primaria

En el ámbito sanitario, se construirá un centro de urgencias de atención primaria (CUAP) y un centro sociosanitario para pacientes crónicos con capacidad para 240 camas y con una atención multidisciplinar.

Este nuevo polo sociosanitario dotará al área del primer hospital de atención intermedia de carácter íntegramente público de la ciudad y el primero del área izquierda de Barcelona.

Este incluye el CUAP, un centro de atención a la infancia y otro de atención a adicciones que necesiten de ingreso, que está contemplado dentro del Pla de Drogues de Barcelona y al que podrán acudir personas derivadas de otros centros. En total, serán 22.000 metros cuadrados que darán servicio a unos 500.000 habitantes de la zona inquierda de la ciudad: Sants-Montjuïc, Les Corts, Sarrià-Sant Gervasi y la Esquerra de l'Eixample.

Pérez ha recalcado que con estos nuevos servicios de salud los vecinos ya no tendrán que desplazarse desde La Marina al CUAP de la calle Manso. De los 60 millones de euros de inversión, 35 son compartidos con la Generalitat para el polo sanitario. La parte de vivienda y deporte va a cargo del Ajuntament.

Con estos 150 pisos dotacionales para personas mayores y para alquiler social también se quiere dar respuesta, al igual que con la nueva dotación sanitaria, a las necesidades de una población que cada vez está más envejecida en Barcelona y, por ello, el proyecto de la nueva La Magòria se apoya en un aumento de instalaciones de atención primaria. Se convocará para su construcción un concurso de arquitectura que contará con la participación del vecindario y las entidades de la zona, además del equipo redactor. Cada proyecto tendrá su plan ejecutivo.

Los terrenos en los que se construirán todos estos equipamientos, y que el gobierno municipal considera estratégicos, se los compró en 2016 el Ajuntament a la Generalitat a cambio de la financiación de la construcción por parte del Consistorio de las dos estaciones de metro del barrio de La Marina.

Atención sanitaria y social conjunta

Para David Elvira, director del Servei Català de la Salut, la importancia de este plan compartido entre administración local y autonómica radica en "poner en relación la atención sanitaria con la social", una prioridad en el departament de Salut, en su opinión, debido al envejecimiento progresivo de la población y a su mayor fragilidad social a raíz de la crisis económica. Elvira ha avanzado además que antes de que acabe 2018 se estrenará el nuevo CAP Sants-Badal y ha recordado el pacto que en materia de equipamiento sanitarios tienen firmado, hasta 2023, Generalitat y Ajuntament.

Por el servicio de atención a la infancia y a la adolescencia y a sus familias, que dará cobertura de distrito, pasarán aproximadamente unos 3.000 niños al año. Por su parte, el centro de servicios sociales de atención a la dependencia dará cobertura a los distritos de Sants, Sarrià y Les Corts y atenderá a 10.000 personas anuales, más a 4.000 personas más que calculan que se acercarán cada año.

Por último, el centro de ingreso para personas con problemas de salud o social derivado de la adicción a las drogas hará tareas de tratamiento y reinserción social. Estos tres equipamientos gestarán conjuntamente proyectos de futuro para encarar el envejecimiento poblacional.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.