Así lo han señalado a Europa Press desde este despacho a través de su representante, el letrado Francisco Serrano, quien ha expresado que "seguirán en la plataforma de afectados con el mismo objetivo de conseguir esclarecer, en la medida de lo posible, el origen de los incidentes" y, además, "exigir que respondan las personas que pudieron provocarlos".

En este sentido, Serrano ha insistido en que los abogados que defienden a varias decenas de heridos "reiteran el carácter altruista" de su trabajo. "En ningún caso y ,ya cobren o no los lesionados, ningún despacho -los otros dos son los representados por Ramón Carbajal y por Fernando Rodríguez Galisteo- percibirá un sólo euro".

Además, ha señalado que dentro de la obligación de la defensa de los afectados estaría la de "procurar que estas personas puedan cobrar indemnización en la medida de la posible, sobre todo, los lesionados más graves".

De otro lado, Serrano ha precisado que, "a la luz de las nuevas medidas de seguridad para la próxima Semana Santa que se están llevando a cabo, y en base a las mismas", se baraja la posibilidad de llevar a la causa como responsable civil subsidiario al Ayuntamiento de Sevilla, asegurando que "en ningún caso se ha planteado denunciar al Ayuntamiento".

En un comunicado anterior, los despachos subrayaron que "los hechos que se investigan se han venido repitiendo en la madrugada del Viernes Santo durante los años 2000, 2005, 2009, 2015 y, por último, en el pasado año 2017, por lo que entendemos que se debieran haber tomado medidas anteriores para impedir que estos hechos sucedieran".

De igual modo, anunciaron que, después de haber presentado mediante procurador la solicitud de "la práctica de una serie de diligencias que abrirán el camino a la práctica de otras tantas, para llegar a la verdad de lo sucedido en la Madrugada", han sido "admitida a trámite la solicitud de nuevos testimonios".

Además, Serrano explica que se ha admitido por el Juzgado, "a propuesta de la Fiscalía", solicitar al Ayuntamiento de Sevilla que aporte "la planimetría completa de la carrera oficial, desde el inicio de la misma en la Plaza de la Campana hasta la Plaza de la Virgen de los Reyes, debiendo comprender la medida de la anchura por donde transitan los cortejos de las cofradías, las medidas de los diferentes tramos de la misma donde se sitúan las sillas, y la de la distancia de pasillos traseros que pueden ser vías de evacuación".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.