Las actuaciones realizadas, según la Junta, carecen del visado de la Comisión Provincial de Patrimonio, por lo que se solicitará al Ministerio Público que investigue si son constitutivas de delito, según ha explicado en una nota la Delegación de Turismo, Cultura y Deporte que dirige Alfredo Valdivia.

El proyecto, informado por la Comisión de Patrimonio, "en ningún momento recogía la existencia de canalón alguno y menos a través del torreón medieval, Bien de Interés Cultural, y por tanto, como no existía, no se aprobó lo que hoy se observa".

Según el Gobierno andaluz, en marzo de 2012 la Comisión de Patrimonio informó favorablemente el proyecto básico presentado por la Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA) para la construcción de un conjunto de viviendas en la calle Maromeros junto a los restos de la muralla que ya contaba con la correspondiente intervención arqueológica previa autorizada por la Delegación de Cultura.

Las obras incluían la edificación de tres bloques de viviendas de protección oficial que, integrados en el entorno, permitían la recuperación y visita de los restos de la muralla mediante el retranqueo de la construcción en su costado sur para crear un espacio accesible al público en torno a la torre y también en su costado este, a través de un patio interior privado.

Consulta aquí más noticias de Almería.