Según han explicado, servicios como las dos 'escoletes' municipales o la Biblioteca Municipal de Can Ventosa han cerrado. Los servicios mínimos decretados han sido los mismos que en anteriores ocasiones, según han explicado, afectando al Servicio de Atención Ciudadana o a la Atención Domiciliaria, donde habrá tres trabajadores familiares.

Las concejalas del equipo de gobierno también han mostrado su apoyo a la huelga y han asegurado que darán su sueldo proporcional a entidades que luchan por la igualdad. Los cargos de confianza también han secundado el paro.