El consejero de Medio Ambiente y Sostenibilidad, José Antonio Valbuena, explica en una nota que el 80 por ciento de los residuos proviene de las plantas de transferencia de los municipios, e indica que este modelo de gestión descentralizado tiene por objetivo principal minimizar el impacto ambiental en el territorio.

De la cantidad global de residuos domésticos recibidos en esta infraestructura, se han llegado a procesar en la planta de tratamiento mecánico-biológico unas 434.139 toneladas, lo que se traduce en un 8,1 por ciento más respecto al mismo período de 2016.

En lo que se refiere a la transferencia de residuos por ayuntamientos, se registró un incremento en todas las plantas de la isla, destacando los casos de La Guancha, con un 8,6 por ciento más que el año anterior, y Arona, con una subida del 5,4 por ciento.

Por su parte, los puntos limpios de la isla gestionaron más de 35.000 toneladas de residuos, un 15 por ciento más que en 2016.

En la mayoría de los casos, en torno al 75 por ciento del total, se trata de escombros domiciliarios. En ese sentido, el punto limpio de Taco fue el que gestionó mayor cantidad de residuos, con un total de 12.766 toneladas y 65.403 usuarios registrados durante el año 2017.