Concentración por el 8M en la Plaza Mayor de Valladolid.
Concentración por el 8M en la Plaza Mayor de Valladolid. EUROPA PRESS

Más de un millar de personas, según cálculos de las organizaciones convocantes y de la Policía Nacional, se ha congregado este mediodía en la Plaza Mayor de Valladolid con motivo de la concentración convocada por los sindicatos UGT y CCOO para conmemorar el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, en un acto que ha sido calificado como "día histórico" en la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres en todos los ámbitos de la vida y que ha sido cerrado al grito de "¡vivas, libres y unidas!"

Portando pancartas rojas de UGT y moradas de CCOO, los concentrados se han dispuesto en la Plaza Mayor, ante las puertas del Ayuntamiento, para expresar así su respaldo al conjunto de reivindicaciones planteado en una jornada que por vez primera ha ido acompañada de paros, bien de dos horas, como así solicitaban los sindicatos mayoritarios, o de veinticuatro, según otros, y que también por primera vez no han tenido ni a un gobierno ni a una patronal como destinatarios de los mismos.

Las secretarias de Igualdad de CCOO y UGT, Yolanda Martín Ventura y Ana Martín Díaz, respectivamente, han sido las encargadas de poner voz a los movimientos sindical y feminista a través de un manifiesto en el que han denunciado las diferencias retributivas de hasta 6.000 euros anuales entre hombres y mujeres para un mismo puesto de trabajo, la existencia de dos millones de mujeres paradas en España, el millón y medio menos de mujeres activas respecto de los varones, el 'rol de cuidador' asumido por la mujer o, en materia de violencia de género, el asesinato el pasado año de un total de 49 mujeres y ocho menores.

Así, ambas sindicalistas, además de criticar la "pasividad" del Gobierno de Rajoy, han reclamado políticas "efectivas y reales" en materia de igualdad, impulsar el Diálogo Social y la negociación colectiva, medidas de acción positiva, avances en conciliación y eliminar las desigualdades en protección social, junto con, entre otras iniciativas, la aprobación de la quinta semana de paternidad y de una Ley para la Igualdad Salarial.

Con carácter previo a la lectura del manifiesto, Yolanda Martín Ventura, de CCOO, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha puesto el énfasis en el "rol de cuidadora" que lleva aparejada la condición de mujer en la actualidad y que, como así lamenta, "penaliza la carrera profesional y su acceso a un puesto de trabajo, ya que en la mayoría de los casos, en un 90 por ciento, son ellas las que acaban cogiéndose una reducción de jornada o una excedencia".

Su homóloga en UGT, Ana Martín Díaz, ha subrayado por su parte la importancia de que este año la celebración del Día Internacional de la Mujer haya contado con una participación mucho más visible del movimiento feminista, "algo que era necesario ante la desigualdad que sufre la mujer tanto en la sociedad como en el ámbito laboral".

En la misma línea, los máximos responsables de ambas organizaciones, Faustino Temprano, de UGT, y Vicente Andrés, de CCOO, han coincidido en el "carácter histórico" de la celebración.

"A partir de aquí tiene que haber un punto de inflexión para que las políticas de igualdad sean reales y podamos hablar de que la brecha salarial es cada vez menor hasta lograr los mismos derechos entre hombres y mujeres", ha sentenciado Temprano, para quien esta labor debe desarrollarse los 365 días del año. "¡Apoyo total a las mujeres y sus reivindicaciones, que sepan que estamos ahí para defender sus derechos!", ha concluido.

El líder regional de CCOO, Vicente Andrés, ha comparado la presente celebración con la desarrollada hace cuarenta años en Islandia, país que fue entonces paralizado por las mujeres, y en este sentido ha destacado que ha sido precisamente España, de los 177 países inmersos en este proceso de movilizaciones, "el más aguerrido" de todos porque la "situación es ya insostenible".

Por ello, el sindicalista urge revisar todo el mercado laboral, hacer una reforma estructural de la legislación a nivel estatal y entrar en mayor profundidad en la negociación colectiva porque, según sostiene, "el nuevo modelo de crecimiento económico que se está planteando a la salida de la crisis aumenta todavía más la brecha salarial y eso es incompatible en el siglo XXI".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.