Alquiler recurso
Alquiler recurso EUROPA PRESS - Archivo

Según ha informado la Conselleria de Territorio, Energía y Movilidad en un comunicado, los fondos que recibiría Baleares podrían ser inferiores al importe de las ayudas de alquiler de 2017 y, por ello, reclama al Gobierno central que dé marcha atrás y modifique algunos puntos del Plan de Vivienda 2018-2021 ante el "grave hecho" que supone, entre otras medidas, la posibilidad de que el Estado reduzca el presupuesto en un 30 por ciento respecto al Plan anterior.

El Govern considera una falta de implicación en los problemas de acceso a la vivienda que sufren los ciudadanos de las Islas la decisión de Fomento de modificar el sistema de financiación del Plan de Vivienda, de manera que el Estado reducirá el presupuesto en un 30 por ciento si la Comunidad Autónoma no aporta también un 30 por ciento a la financiación de los programas incluidos en el Plan.

En la práctica, explica la Conselleria, esto supone que el Estado, que en el pasado Plan aportó 5,8 millones a Baleares -y ha mantenido esa cifra como la más probable para el Plan en 2018-, ahora partiría con una aportación de cuatro millones de euros. Si se quieren mantener los 5,8 millones, el Govern tendría que aportar otros 1,7 millones de euros para financiar programas del Plan.

"De entrada ya era criticable que en el nuevo Plan de Vivienda no se propusiera un incremento de presupuesto, pero el problema es todavía mayor, al comprobarse que se pretende incluso una posible reducción del presupuesto, hecho que obligará a las CCAA a contribuir con un 30 por ciento, sin tomar en consideración que la comunidad ya tiene los presupuestos aprobados y, por tanto, resulta muy complicado poder asumir ahora esta cantidad, sobre todo cuando ya ha previsto sus inversiones en vivienda", ha detallado la Conselleria dirigida por Marc Pons.

EN 2017 EL GOVERN YA DESTINÓ FONDOS PARA COMPLETAR LAS AYUDAS

Además, el Govern ha recordado que para el ejercicio de 2017 ya destinó fondos propios para completar las ayudas de alquiler porque el Plan de Vivienda del Estado únicamente daba ayudas para alquileres de hasta 600 euros. Con fondos autonómicos -un total de 335.000 euros- para 2017 ya se han aprobado ayudas para los alquileres de hasta 800 euros de las Pitiusas.

Baleares es una de las que ha agotado en su totalidad las ayudas del Plan Estatal de 2017. Este año se han otorgado ayudas de hasta 600 euros por valor de 4,5 millones del total de 5,8 millones del Plan, y se ha destinado la cantidad restante a otras ayudas vinculadas a la vivienda.

Según asegura el Ejecutivo autonómico, si el Gobierno aprueba el Plan de Vivienda en las condiciones actuales, la financiación estatal para 2018 -que podría bajar a cuatro millones de euros si el Estado sólo aporta el 70%- "no bastaría ni para cubrir las ayudas de alquiler en Baleares, porque en 2017 han sumado 4,5 millones o casi 4,9 si se añaden los fondos autonómicos que ha destinado el Govern para Ibiza y Formentera-.

ALQUILERES DE HASTA 900 EUROS

Además, en relación con las ayudas de alquiler, el nuevo Plan no garantiza el incremento generalizado de ayudas para alquileres de hasta 900 euros del que se había hablado durante la redacción del Plan, sino que estas ayudas se limitan a determinados municipios.

Desde Baleares no se comparte este planteamiento porque el acceso a la vivienda, por los elevados precios de los alquileres en nuestras Islas, es un problema generalizado.

El Govern ya ha avanzado su intención de cubrir ayudas de alquiler de hasta 900 euros en todas las Islas -para personas con ingresos no superiores a los 22.300 euros aproximadamente-, haga lo que haga el Estado, con el fin de atender las necesidades reales de los ciudadanos de Baleares.

En los presupuestos autonómicos de 2018 se destinan a estas ayudas 500.000 euros. Aun así, el Govern confiaba en la aportación estatal para los alquileres de 900 euros porque se había anunciado.

Así, ha destacado también que el Plan Estatal prevé ayudas a jóvenes de hasta 35 años para la adquisición de viviendas del 20 por ciento del precio del inmueble, con un máximo de 10.800 euros. "No se ha negociado ni consultado con las CCAA cómo se abordará presupuestariamente esta ayuda", indica la nota, que también apunta que "la situación es aún más grave si se reduce al 70 por ciento la aportación del Estado para sufragar las medidas del plan".

"Contrariamente a lo que hace el Estado, que reduce sus inversiones en vivienda, el presupuesto autonómico que destina en 2018 Baleares a políticas de vivienda suma 24,3 millones de euros, un 28 por ciento más que en 2017", concluye el Govern.