Almudena Alberca
Almudena Alberca Bodegas Viña Mayor

Afrutados, suaves, dulces... Vinos que normalmente se asocian al paladar femenino y que perpetúan esa idea de que hay vinos femeninos y masculinos.

Da igual que los datos de mercado desmientan esta idea, arrastrada por un sector y una sociedad que tiene muchos deberes pendientes respecto a la igualdad y el sexismo.

Porque no, no existen los vinos para mujeres, por mucho que bodegas, tiendas y críticos de la vieja escuela insistan. Lo que sí existen son excelentes vinos y proyectos enológicos liderados por mujeres.

Hay, por suerte, cada vez más ejemplos. Y aprovechando este 8 de marzo, compañías  como Vinoselección y Catatu han elegido algunos de los vinos creados por muejeres más interesantes del panorama español.

Paula Uribes. Paula Uribes dirige la bodega familiar creada por sus padres en la finca La Calzadilla, en Huete (Cuenca)., una de las pocas que cuenta con el reconocimiento de Vino de Pago que les permite presumir de DO propia: Pago Calzadilla. Desde la Alcarria conquense, a 1000 metros de altura, llega Opta Calzadilla 2013, un vino de producción muy limitada, resultado de una viticultura y una elaboración artesanales.

Sara Martínez. Desde el corazón. Así son los vinos que elabora Sara en la localidad de San Martin de Unx, donde se encuentran las garnachas más antiguas de Navarra. Exclusivamente con esta variedad se produce Latido de Sara Roble, "un recuerdo a mi padre, al que siempre estuve muy unida. Mejor homenaje imposible: alegre, rojizo con taninos suaves y con un alto contraste de emociones y sensaciones, un vino con una relación calidad-prcio perfecta para brindar cualquier día. Hoy mismo, por ejemplo.

Almudena Alberca. La salmantina Almudena Alberca, ingeniera agrícola, licenciada en Enología y poseedora del Advanced Certificate del International Wine & Spirit Centre de Londres, actualmente se encuentra en el programa de preparación del Master of Wine. Reconocida como una de las mejores «hacedoras de vino» de nuestro país, es la directora técnica de Viña Mayor para sus bodegas en Ribera del Duero, Rueda y Toro. Una de sus creaciones más notables -la lista es larga- es El Secreto 2014, un tinto con DO Ribera de Duero, elaborado con 100% tempranillo y con una crianza de diez meses en barricas de roble francés.

Julia Casado.  Una historia de cultura y músca que empiza en Alemania, donde además de estudiar violonchelo hizo su primera vendimia en 2008, iniciándose así en el mundo del vino. Un proyecto que ella misma define "como una manifestación cultural, que debe expresar el paisaje de la zona y el año climatológico ". Bajo esta premisa de autenticidad nace La del Terreno con el fruto de una pequeña parcela de la variedad local monastrell, elaborada mediante procesos tradicionales como el pisado, prensando manual y utilizando recipientes antiguos para su fermentación.

Elena Pacheco. Técnico especialista en Viticultura y Enotecnia y con un impresionante curriculum en el sector, eleca Pacheco dirige la bodega familiar, la jumillana Viña Elena, que fue fundada en 1948 por su abuelo. En 2015, creó la colección Bruma del Estrecho de Marín junto a Isio Ramos. Ese mismo año recibió el premio Empresaria del Año que concede la Organización de Mujeres Empresarias y Profesionales de la región. Su vino, el tinto Paraje Las Chozas 2016, nace en la pequeña y singular zona norte de la DO Jumilla y nos muestra la cara más fresca de la monastrell, variedad reina del Levante.

Sandra Sánchez. Nos gustan los vinos que huyen de esa imagen de seriedad que tanto daño a hecho al sector a lo largo de los años. Y es ahí donde Sandra Sánchez y sus vinos pensados para una nueva generación tienen mucho que decir. “Divertidos, alegres y jóvenes pensados para las personas que no hace tantos años fuimos a EGB”, explica la Directora Técnica de Pago Casa del Blanco. De esta nueva generación de vinos destaca su VeoVe, un vino fresco, ácido y goloso a partir de garnacha.