Entrada Norte de la Ciudad de la Justicia de Córdoba
Entrada Norte de la Ciudad de la Justicia de Córdoba EUROPA PRESS - Archivo

En una nota, el letrado que ha dirigido el procedimiento, Rafael López Montes, perteneciente a la RED Abafi de abogados y economistas, ha celebrado "la triple coincidencia que se ha producido en el tiempo" al dictarse esta sentencia, poco antes que la sentencia del Supremo de febrero, que "confirma el criterio sobre la caducidad para reclamar la nulidad de este tipo de productos", que, "por otra parte siempre ha mantenido la Audiencia de Córdoba".

Así, ha detallado que "los cuatro años para reclamar comienzan con la terminación del contrato, con su última liquidación y no con la primera, tal y como defendían las entidades financieras e incluso algunas audiencias provinciales". De este modo, "el plazo para reclamar se ha ampliado y muchas empresas y particulares tienen una nueva oportunidad para pedir la nulidad de este tipo de productos que tanto daño han causado".

Según el abogado, "los grandes bancos se juegan así millones de euros en futuros pleitos en un momento en el que además, el fraude masivo que supuso en muchísimos casos la defectuosa comercialización de estas permutas financieras le ha supuesto una sanción millonaria de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que hace unos diez días hizo pública la imposición a cuatro bancos españoles de una multa de 91 millones de euros por haber acordado el precio de la contratación de derivados de tipos de interés vinculados a financiaciones de sus clientes".

Uno de esos bancos es precisamente la entidad que ha sido condenada por la Audiencia Provincial, por lo que "tendrá que reintegrar a varias empresas todas las liquidaciones efectuadas por la contratación de varios derivados de tipos de interés y de inflación". La sentencia no es firme todavía y la entidad podría recurrirla ante el Tribunal Supremo.

No obstante, el letrado de la RED Abafi considera que "con la aclaración de la doctrina jurisprudencial que acaba de realizar la Sala Primera sobre la caducidad, las posibilidades de que prospere un hipotético recurso son realmente escasas", por lo que confía en que "ni tan siquiera llegue a presentarse".

Mientras, López Montes ha destacado "la importancia de la multa millonaria de la CNMC" y que "esto confirma que, aunque el producto en sí era legal, en la mayoría de casos, la comercialización del mismo fue completamente defectuosa, sin la más elemental información de los riesgos que acarreaba su contratación".

Por tanto, ha agregado que "incluso aunque hubieran pasado más de cuatro años desde el vencimiento de los contratos y hubiera caducado la acción de nulidad por vicio en el consentimiento, quedaría todavía abierta la vía de la reparación por los daños y perjuicios causados, tal y como ha conseguido ya en algunas sentencias".

En cualquier caso, el abogado, que consiguió con la sentencia del Tribunal Supremo de marzo de 2015, eliminar la cláusula suelo a más de 40.000 familias, ha animado a las empresas y a los particulares -"también se comercializaron 'swaps' vinculados con hipotecas para viviendas como si fueran una especie de 'seguros de tipos de interés'"- a "revisar viejas carpetas y documentos" y reclamar "lo que les pueda corresponder".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.