Policía Nacional en el centro de Almería
Policía Nacional en el centro de Almería EUROPA PRESS/CNP - Archivo

La factura abonada por los propietarios de las maquinas averiadas con motivo de la reparación fraudulenta ascendió a 586 euros, según ha informado la Comisaría Provincial en un comunicado.

Las investigaciones comenzaron a mediados del mes de enero cuando se recibió en dependencias policiales una denuncia sobre la contratación de un servicio técnico para la reparación de cuatro máquinas de aire acondicionado averiadas que estaban instaladas en un domicilio particular.

El trabajador, tras cargar supuestamente de gas los aparatos y colocarles una placa eléctrica nueva, cobró la reparación y se marchó de la vivienda manifestando que las máquinas tenían que estar funcionando unas cuatro horas para que el aire se repartiera bien por todos los conductos. Transcurridos diez minutos, los motores se pararon y los señalizadores volvieron a marcar la misma avería.

Rápidamente volvieron a llamar por teléfono al servicio de reparación contratado para informar de la rotura manifestando el técnico que no podía volver de inmediato al domicilio, dándoles diversas excusas en los días posteriores hasta que finalmente dejó de responderles a las llamadas telefónicas.

Ante esta situación el denunciante decidió llamar a otra empresa de climatización que detectó que la causa de la avería era que el compresor estaba picado, así como que la placa eléctrica que habían instalado los anteriores técnicos correspondía a las utilizadas en los televisores y no a las usadas en los aparatos de aire acondicionado.

Tras varias investigaciones los agentes consiguieron identificar a F.J.N.G. como la persona que fue contratada para la reparación, constándole seis detenciones anteriores por hechos delictivos de iguales características. Una vez identificado se procedió a su localización y detención como presunto autor de un delito de estafa.

Consulta aquí más noticias de Almería.