teniente de alcalde y presidenta de la comisión de Igualdad, Pilar Ríos, a mantener "con coraje" su trabajo contra la violencia machista, a la vez que le ha trasladado su "solidaridad, afecto y cercanía" ante las amenazas de muerte proferidas contra ella por el vecino de Durango y asesino confeso de Ofelia Hernández, Felipe Ardanza, en una cafetería de la localidad.

La Junta de Portavoces ha apoyado, además, la declaración de la edil, que ha afirmado que las amenazas "constituyen un episodio de violencia machista" y se produjeron a causa de ocupar el cargo de presidenta de la comisión de Igualdad del Consistorio.

Ríos recibió amenazas de muerte el pasado viernes en una cafetería del barrio de Madalena por parte del asesino de Ofelia Hernández. Como consecuencia, titular del juzgado de instrucción número 4 de Durango

acordó ayer imponer a Ardanza una orden de alejamiento de cuatro meses por un delito de amenazas.

En su acuerdo, la Junta de Portavoces ha mostrado su "solidaridad, afecto y cercanía" hacia Pilar Ríos, y ha apoyado "el trabajo que está promoviendo contra la violencia machista y por la igualdad entre hombres y mujeres", a la vez que ha animado a "que se siga aplicando con coraje en esta labor".

Además, ha reiterado el rechazo de los partidos políticos del Consistorio "hacia cualquier manifestación de violencia contra las mujeres sea del tipo que sea: física, psicológica, económica o sexual".

Por último, ha instado a los vecinos, así como a las instituciones, a "velar por la seguridad y el bienestar de la ciudadanía" y mantener una actitud de "tolerancia cero ante este tipo de comportamientos, que deben ser desterrados de la sociedad".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.