Según han confirmado a Europa Press fuentes del Ayuntamiento de la localidad cordobesa de Pozoblanco, donde reside parte de la familia y era natural la joven, el alcalde, Santiago Cabello, "se ha puesto en contacto con la familia para ofrecer sus condolencias y ante cualquier respaldo que necesiten".

Al respecto, han detallado que la joven nació en la localidad del norte de la provincia cordobesa, pero pasados los diez años se marchó y ha desarrollado su vida en las Islas Baleares, donde se prevé que se celebre el funeral.

En este sentido, según ha informado el 'Miami Herald', el accidente tuvo lugar en Islamorada. El automóvil en el que viajaban las españolas, tres de ellas mallorquinas, se dirigía hacia el norte e iba a girar a la izquierda cuando un camión que transportaba inodoros portátiles chocó contra él.

En concreto, 'El Quincenal de Los Pedroches' precisa que la joven de 31 años y natural de Pozoblanco, aunque criada en Mallorca, era abogada y trabajaba en la empresa familiar de su padre, dedicada a la construcción y administración de fincas. Se había casado el verano pasado, había vivido en los municipios mallorquines de Binissalem y Lloseta y desde los 13 años residió y estudió en Montuïri.

Su abuelo paterno regentaba en Pozoblanco un establecimiento de venta de pollos asados y huevos en el que trabajó el padre de la fallecida, hasta que decidieron trasladarse a Mallorca. El establecimiento estaba situado en Plaza de la Constitución, esquina con calle Ayuntamiento. Su abuela materna y otros familiares residen en Pozoblanco.

Amigos de las víctimas se han mostrado consternados al recordar que decidieron ir a Miami para ver a una amiga, porque la empresa para la que trabajaba la había destinado allí.

Las víctimas, de 30 y 31 años, se conocían de la Universidad de las Islas Baleares (UIB). Habían estudiado Derecho. Precisamente, tres de ellas están censadas en Colegio de Abogados de las Islas Baleares, aunque no todas ejercían.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.