El padre de Ainhoa Alberdi, la empresaria cuya denuncia ante la Fiscalía en diciembre de 2009 destapó la presunta red de corrupción que se juzga en el juicio del 'Caso De Miguel', ha testificado este miércoles ante el tribunal de la Audiencia Provincial de Álava en el que se celebra la vista oral sobre esta causa.

Este empresario jubilado, que se dedicaba al sector urbanístico, ha explicado que conoció a Alfredo de Miguel por intermediación de Jon Iñaki Echaburu, otro de los 26 acusados en el juicio, que era socio de su hija en la empresa Urbanorma, a la que -según el escrito de acusación- se reclamó el pago de comisiones ilegales a cambio de la adjudicación de un contrato público para la ampliación del Parque Tecnológico de Álava (PTA).

Juan Antonio Alberdi ha explicado que, a principios de 2009, De Miguel le llamó para concertar una cita, puesto que quería hablar con él porque le dijo que su hija "podía meterles en un lío". El encuentro con De Miguel se produjo en el 'Bar Clarete' de Vitoria, en el que el presunto líder de la red y exdiputado foral se presentó junto a Aitor Telleria, otro de los principales acusados y que, al igual que el primero, era un alto cargo del PNV de Álava.

(Habrá ampliación)

Consulta aquí más noticias de Álava.