Alba Carrillo Lucía Pariente madre
La modelo Alba Carrillo con su madre Lucía Pariente en Madrid (2017) GTRES

La modelo Alba Carrillo puede respirar (por el momento) tranquila, ya que acaba de ganar la primera batalla de una guerra que se prevé larga con su expareja Fonsi Nieto.

Según anuncia la revista Lecturas, el juez se habría puesto de parte de Carrillo y ha emitido un auto en el que deniega las medidas cautelares que pedía Fonsi Nieto, quien mantiene una lucha por lograr la custodia de su hijo en común.

Nieto pedía que Alba dejara de hablar de su hijo en los medios, una petición que surge a raíz de un episodio en el que Lucía Pariente, abuela materna del niño, llevara al pequeño a las instalaciones de una cadena de televisión sin su permiso.

Tras más de tres horas de comparecencia ante el juez de Collado Villalba (Madrid) el pasado mes de enero, el juez considera que Carrillo protege la intimidad de su hijo. La modelo habría ganado así la primera batalla para mantener la custodia, pero puede que el juez aún tarde más de un año en decidir con quién se queda el menor.

Alba: "Vamos a perder todos"

Por su parte, Alba se mantiene en su posición de no hablar: "Por encima de mí está esa personita, me trago lo que me tenga que tragar y me callo", afirmó cuando se supo la historia.

La modelo luchará por la custodia atacando al expiloto por su actual vida nocturna, ya que considera que su trabajo no genera un ambiente adecuado para que se eduque su hijo. "Al final van a salir cosas y, aunque sean de Fonsi, no me gustaría que salieran. Vamos a perder todos. Me da pena por la persona que tenemos en común. Cuando sea mayor no le gustará ver esto", se lamentaba Carrillo.

Fonsi: "No voy a consentirlo más"

Fonsi Nieto comenzó la guerra contra su expareja a finales del año pasado, alegando que: "Nos ha hecho mucho daño y voy a por todas. Alba es una víctima de su madre, llevo seis años aguantando y no voy a consentirlo más", afirmaba en televisión según recoge Lecturas.

El abogado del expiloto presentó la demanda de modificación de medidas con una extensa documentación y un informe de la actual vida de la modelo para conseguir la custodia.

La pareja se separó en noviembre de 2012 con una ruptura amistosa, hasta que Fonsi comenzó la guerra. Todavía está por ver quién se hará con la custodia del hijo que tienen en común.