Poniendo en relación las demandas de disolución matrimonial del total del año con la población a 1 de enero de 2017, se observa que el mayor número de este tipo de procedimientos por cada 10.000 habitantes se dio en la Comunidad Valenciana (28), mientras que en el otro extremo se situó Castilla y León (19,1). La media de demandas en Navarra fue de 22,4 por cada diez mil habitantes, y en España de 24,6, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) en un comunicado.

En 2017, los juzgados navarros registraron 66 demandas de separación consensuadas (68 en el mismo periodo del año anterior) y 22 no consensuadas (21 en 2016). En total, el año pasado se presentaron 88 demandas de separación frente a las 89 de 2016.

Respecto a los procesos de divorcio, en 2017 se instaron 828 de mutuo acuerdo (en 2016 fueron 862), es decir, un descenso del 3,9%. Por el contrario, durante el pasado año se interpusieron 522 no consensuados, frente a los 463 de 2016, lo que supuso un aumento del 12,7%. En resumen, los juzgados recibieron 1.350 demandas de divorcio, cuando en 2016 se contabilizaron 1.325.

En cuanto a las demandas de nulidad matrimonial, a lo largo de 2017 no se instó ni una sola, en 2016 se presentó una y en 2015, 3.

PROCEDIMIENTOS DE MODIFICACIÓN DE MEDIDAS

Por otro lado, en 2017 se iniciaron en Navarra 124 procedimientos de modificación de medidas consensuadas (96 en 2016) y 378 contenciosas (409 en el año anterior).

Por último, en los procedimientos de guardia, custodia y alimentos de hijos no matrimoniales se presentaron 249 demandas de mutuo acuerdo (250 en 2016) y 271 no consensuadas (252 un año antes).

Consulta aquí más noticias de Navarra.