Francisca Granados junto a su abogado
Francisca Granados junto a su abogado Europa Press/Archivo

La declaración ha sido fijada a las 10,00 horas después de que el juzgado haya admitido a trámite la querella y desestimara los recursos presentados por la defensa de Francisca Granados. Junto a ello, el juez ha requerido que aporte su título de Licenciada en Derecho, en el marco de las diligencias que se están practicando.

Francisca Granados niega que haya ejercido como letrada en sus labores de asesoramiento a Juana Rivas, la madre de Maracena que se enfrenta a una petición fiscal de cinco años de cárcel tras permanecer casi un mes en paradero desconocido incumpliendo la orden judicial de entregar a sus hijos al padre.

Afirma que "jamás se ha atribuido la condición de abogada ni públicamente ni en privado, así como tampoco ha ejercido actos inherentes a dicha profesión en local o establecimiento alguno", después de que el Colegio de Abogados le haya acusado de intrusismo profesional.

Su abogado, Carlos Aránguez, considera que "los hechos no son constitutivos, ni siquiera indiciariamente, de infracción penal", pues la labor de Granados con Juana Rivas se encuadró en las "actuaciones propias de su trabajo de asesoría legal, como licenciada en Derecho, en el Centro de Información a la Mujer del Ayuntamiento de Maracena".

Junto a ello defiende que Granados es profesora de la Facultad de Derecho desde hace 30 años y en su certificado académico "tiene una calificación media de 9,23 sobre diez".

Francisca Granados estuvo investigada en el procedimiento abierto contra Juana Rivas por supuesta desobediencia judicial y sustracción de menores, pero la magistrada archivó en diciembre la causa tanto para ella, como para la psicóloga del Centro de la Mujer de Maracena y los familiares de Rivas.

Consulta aquí más noticias de Granada.