Según ha indicado en una nota, desde CIC Batá, y en colaboración con la organización internacional Equality in Tourism, se pretende alumbrar este debate en torno al turismo e igualdad de género, aportando luces y disminuyendo sombras de cara a futuras acciones en el ámbito de la Cooperación y la Educación para el Desarrollo en Andalucía.

Las conclusiones del informe no son exclusivas para el sector de las ONGD, sino que también van dirigidas a los agentes sociales que intervienen en la actividad turística, de manera que se responsabilicen y sensibilicen de que

las actividades turísticas afectan de manera diferente a mujeres y hombres.

En este sentido, el coordinador del proyecto, Rafael Cantero, ha explicado que "esto animará a empresas, administraciones y

organizaciones sociales para que impartan acciones que visibilicen cómo las mujeres contribuyen, experimentan y se ven afectadas, de forma individual y colectiva, en la actividad turística".

La autora del informe, la directora de Equality in Tourism, Daniela Moreno, ha abordado en las 30 páginas un análisis crítico sobre la participación del turismo en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), la igualdad de género como un valor vital para el desempeño corrector del turismo en los ODS y una serie de recomendaciones para la educación y sensibilización del turismo en los ODS.

Cantero ha considerado que con este informe "se abre un debate necesario que intentaremos que se traduzca en políticas y experiencias que promuevan el empoderamiento social y político de las mujeres para que sean beneficiarias activas del desarrollo turístico, e instale en nuestras empresas turísticas una ética empresarial que defienda la autonomía, el liderazgo de las mujeres y la

conciliación, así como acabar con la explotación sexual asociada al turismo".

En este informe se puede comprender cómo este enfoque permite obtener resultados que relacionan medio ambiente y feminismo, generando empleos verdes vinculados con el turismo y a la vez disminuyan las desigualdades de género, entre otros aspectos.

Cabe recordar que el turismo responsable "no es un tipo de turismo más", como puede ser el de naturaleza, activo, de sol y playa o cultural, sino que es "una orientación de la industria turística en general desde la cual se intentan minimizar los impactos negativos que el modelo de desarrollo turístico actual causa sobre aspectos fundamentales como el medio ambiente o la diversidad cultural".

El turismo responsable surge del compromiso, la reflexión y la acción de todos los actores sociales implicados: empresas, instituciones públicas, ciudadanía y el propio turista. Por eso, para CIC Batá el turismo responsable es un "aliado de un desarrollo humano y sostenible", y por tanto este nuevo modelo de desarrollo es inherente al principio de igualdad y a la equivalencia entre personas teniendo en cuenta su etnia, clase y sexo.

"Mujeres y hombres han de tener el mismo valor y por tanto el mismo poder. Debemos promover un desarrollo equitativo y sostenible donde los hombres y las mujeres puedan ejercer los mismos derechos y gozar de las mismas oportunidades", ha apostillado Cantero.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.