El Pleno del Parlamento ha aprobado este martes una moción presentada por el PSdeG y transaccionada con el PPdeG para reclamar a la Xunta que defienda en Madrid un modelo más "equitativo" en la reforma de la financiación autonómica.

En concreto, la moción, defendida por el socialista Xoaquín Fernández Leiceaga, reclama a la Xunta que defienda, en el marco de esta reforma, que el Gobierno "aporte los recursos adicionales demandados en el Informe de la Comisión de Expertos", con el objetivo de "reducir los desequilibrios verticales agravados en los últimos años".

Del mismo modo, apuesta por un modelo que "garantice que Galicia no pierde recursos en términos absolutos en su primero año de vigencia, ni en los siguientes ejercicios", así como que "refuerce el principio de solidaridad interterritorial mediante la aplicación de la nivelación total", teniendo en cuenta los habitantes ajustados, que implican factores como la dispersión poblacional.

A efectos del cálculo de necesidades y coste de los servicios, dice la moción aprobada, "deberían establecerse los bloques de sanidad, educación, política social y resto de servicios, que deberían implicar diferentes indicadores. A mayores, el Parlamento gallego apuesta por "redefinir la recaudación normativa con criterios homogéneos".

De forma paralela, el Parlamento insta a la Xunta también a demandar al Gobierno que "evite toda discriminación entre comunidades por la ampliación de mecanismos extraordinarios de financiación", que desarrolle las "actuaciones necesarias" para hacer efectivas las entregas a cuenta indicadas parte del Ministerio y que refuerce la "efectividad plena del principio de lealtad constitucional para recuperar las mermas de recursos del sistema de financiación".

UN DEBATE "COMPLEJO"

En su intervención de enmienda, el diputado popular Pedro Puy ha admitido que se trata de un debate "importante" aunque "complejo", tanto a nivel económico como político. En el segundo ámbito, el diputado ha recordado que tiene implicaciones tanto a nivel estatal, como en el de las comunidades en su conjunto, con divergencias y puntos en común, y en Galicia en concreto.

No obstante, Puy ha tendido la mano a los socialistas para lograr un "acuerdo", que finalmente se ha logrado, para establecer una postura común desde Galicia y "apoyar" la acción de la Xunta.

SIN ENTRAR EN LA CUESTIÓN FISCAL

Por otro lado, durante su turno de intervención, la diputada del BNG Noa Presas, que ha destacado las "coincidencias" entre las propuestas del PP y del PSdeG, ha lamentado que en ninguna de las dos se "apueste esplícitamente" por un "mayor volumen de recursos derivado del reparto de la tarta tributaria entre Estado y comunidades".

Para la diputada nacionalista, la "cuestión de tributos" es la "vía más adecuada" para la gestión de los recursos por parte de las comunidades, por lo que ha incidido en la necesidad de alcanzar una "mayor autonomía fiscal" en este ámbito dentro del debate de la financiación autonómica.

Del mismo modo, la diputada de En Marea Eva Solla ha incidido en la necesidad de "hablar del sistema impositivo", así como de "marcar los suelos de ingresos que necesitan las comunidades para mantener la suficiencia del sistema". "Nos negamos a entrar en esa batalla de pobres", ha dicho Solla, para quien "evitar esa pelea" pasa por entrar en cuestiones fiscales.

A mayores, la diputada de En Marea ha apostado por "auditar la deuda pública" con el objetivo de "reestructurarla para hacerla más equitativa" y ha incidido en el papel de la "inspección para la lucha contra el fraude fiscal".

Al cierre de la moción, Xoaquín Fernández Leiceaga ha recordado que los socialistas son "partidarios de incrementar la autonomía tributaria", aunque, ha destacado "el debate hoy está en la equidad", como "cuestión central" de la financiación autonómica.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.