Según ha informado la Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Durango, Ríos recibió amenazas de muerte el pasado viernes en una cafetería del barrio de Madalena por parte del asesino de Ofelia Hernández. Por su parte, la titular del juzgado de instrucción número 4 de Durango ha acordado este martes por la mañana imponer a Ardanza una orden de alejamiento de cuatro meses por un delito de amenazas.

La resolución judicial señala que los hechos ocurrieron sobre las siete y media de la tarde del viernes, cuando la teniente de alcalde se encontraba en una cafetería acompañada de una familiar. En ese momento, un

hombre, identificado más tarde como Felipe Ardanza, se le acercó y le amenazó de muerte, "mientras hacía con la mano el gesto de disparar con una pistola, amenaza que repitió en cinco ocasiones".

Ríos considera que fue objeto de esta amenazas porque uno de los cargos que ocupa en el Ayuntamiento de Durango es el de presidenta del Área de Igualdad.

La Junta de Portavoces ha recordado que en noviembre de 2006 Ardanza fue condenado a 17 años de prisión por el asesinato de su ex pareja, Ofelia Hernández, y alcanzó el tercer grado hace un año, tras cumplir 11 en prisión.

Pilar Ríos acudió este lunes al juzgado de Durango arropada por la diputada de Empleo, Inclusión Social e Igualdad, Teresa Laespada; la alcadesa, Aitziber Irigoras; la teniente de alcalde Mari Jose Balier; la secretaria institucional del PSE-EE de Euskadi, Begoña Gil; el secretario de organización de Bizkaia, Francisco Fernández; y la asesora del PSE-EE en el Ayuntamiento, Idoia Agorria.

La junta de portavoces del Ayuntamiento de Durango se ha reunido este martes y ha aprobado por unanimidad un texto de condena. El Ayuntamiento ha activado, además, el protocolo previsto para casos de violencia hacia las mujeres y ha llamado a la población a participar en la concentración de protesta que convocará la asociación Andereak.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.