Los acuerdos que recoge el documento de Málaga Ahora abarcan "un amplio abanico, tanto por las cuestiones que indica como por los distritos a los que afectan", ha explicado Torralbo, a través de un comunicado.

Entre otros, ha puesto como ejemplo que "algunos de esos acuerdos se limitaban a publicar en la página web municipal el estado de los jardines patrimoniales y emblemáticos de la ciudad o trasladar a los grupos el informe completo con todos los árboles que han sido trasplantados, su viabilidad vital, tasa de supervivencia y su estado de salud".

Asimismo, ha dicho que otros de cumplimiento en apariencia sencillos, pedían el acondicionamiento, mediante toldos de sombra, limpieza y fuentes de agua, de algunas zonas de juego infantil en el centro.

Ha añadido, de igual modo, que varios de los compromisos adquiridos tienen que ver con el uso de energías renovables y la eficiencia energética. Al respecto, ha señalado que en octubre de 2016 el pleno aprobó por unanimidad que en el plazo de un mes se realizara una auditoría energética del edificio de La Casona, sede el Ayuntamiento, para extenderla al resto de dependencias municipales.

"El objetivo último -ha continuado- era contratar progresivamente suministro de electricidad de origen renovable con criterios de economía social hasta cubrir el 100 por ciento de la demanda energética del Ayuntamiento, algo que evidentemente no ha sucedido". Es más, ha recodado que "más adelante se aprobó incluso otra moción para sustituir el alumbrado pública por luces de tipo led".

POZOS

Por otro lado, Torralbo ha señalado que el pleno también abordó en noviembre de 2016 la sustitución por herbicidas ecológicos de los glifosatos y también se aprobó que dos veces al año se analizaran algunos pozos utilizados para baldeo y riego en la ciudad, ante algunos indicios de contaminación, para que los resultados se hicieran públicos.

"La Concejalía de Medio Ambiente, en manos de Raúl Jiménez, sigue siendo una de las más cuestionadas de toda la legislatura", ha señalado Torralbo, al tiempo que ha citado "el contrato actual con Limasa, que la Comisión de investigación municipal demostró que encubría beneficios ilícitos para las concesionarias privadas, la contaminación de las playas malagueñas, su negativa a reconocer la alarmantes concentración de hidrocarburos en los antiguos terrenos Repsol o cuestiones difícil de entender como que se vanaglorie de que, en pleno temporal, se baldeen nuestras calles para la limpieza".

Consulta aquí más noticias de Málaga.