El actual decano de la Facultad de Ciencias Sociales, Jurídicas y de la Comunicación del campus segoviano ha asegurado que ante ese problema que arrastra la región, la UVA debería estructurar una oferta de ocio "cultural y científico" para transmitir saber a la población que trabaja y vive en zonas rurales.

Una oferta "atractiva" que permita a esas personas mantener su vida en esas zonas. En paralelo, serviría como "llamamiento" a una migración, necesaria "como agua de mayo", a la que se ofrecería una educación como "valor añadido".

Otro de los puntos de su programa se fija en la "internacionalización". Según ha explicado en declaraciones recogidas por Europa Press, hay universidad que actualmente se benefician de la llegada de ciudadanos de países asiáticos. En ese sentido, ha puesto el ejemplo de algunos másteres que aceptan una veintena de estudiantes chinos, sin que tengan el nivel necesario de manejo del idioma. Por eso, ha planteado que la UVA pueda crear cursos "complementarios" de enseñanza de español.

En cuanto a las titulaciones, ha apuntado hacia iniciativas de "semipresencialidad", frente a la docencia actual, "excesivamente anclada" en las sesiones presenciales. Según el candidato, ese necesario compatibilizar las clases magistrales y la realidad actual del mundo digital. De ese modo, se impondría un proceso de formación del profesorado, para que "ninguno tenga miedo" al reto de las nuevas tecnologías.

Además, García Matilla ha apelado a desarrollar un proyecto de integración en el que no haya diferencia entre lo que sucede en el palacio de Santa Cruz, en Valladolid, y en los campus de otras ciudades, como Segovia, Palencia y Soria.

Por otro lado, el candidato a rector ha argumentado que el Instituto Universitario de Oftalmobiología Aplicada (IOBA) no recibe todo el apoyo "que debería". También se ha referido a otros centros punteros, dentro de la UVA, como las facultades de Arquitectura, Medicina o Enfermería.

En este último caso, ha remarcado que los alumnos tienen que pasar una "criba" para acceder, en la que solo uno de cada nueve consigue pasar el filtro, por lo que ha calificado la titulación como de "máximo nivel".

Según García Matilla, cada facultad de la UVA tiene un "proyecto estrella". En el campus segoviano hay tres titulaciones que están "en vanguardia", por fomentar estrategias conjuntas entre comunicación, educación y tecnologías de la información, que son los tres pilares sobre los que debe asentar la institución su futuro, como ha subrayado.

Tres áreas que deberían ser "trasversales". En cuanto a la comunicación, ha añadido que se trata de un aspecto que "ha fallado mucho" en la UVA, por lo que ha apostado por implementar un proyecto "global y estratégico" de comunicación "coherente" y de transmisión de los contenidos al resto de la sociedad.

Consulta aquí más noticias de Segovia.