Así, los departamentos de Urbanismo e Infraestructuras serán los encargados de analizar los datos que refleja este estudio y, a partir de mayo, el equipo de gobierno espera poder comenzar una ronda de contactos con los residentes para negociar el proceso, según han informado desde el Ayuntamiento en un comunicado.

"Ahora serán los técnicos los que, con los datos encima de la mesa, evalúen cómo se puede poner en marcha este proceso, cuánto puede durar y por dónde empezar", ha dicho el regidor, quien ha esperado que "para el mes de mayo tener ya terminada la hoja de ruta que nos lleve a este hito histórico en el municipio y poder sentarnos así con los residentes".

Se culmina así la primera fase del 'Plan de recepción municipal de urbanizaciones', impulsado por el equipo de gobierno dentro del cual se enmarca este estudio que se ha dividido en tres lotes en orden de antigüedad facilitando de esta manera el trabajo.

Así, antes que llegue el verano los responsables municipales ya tendrán asentados los criterios para la recepción una vez estudiados los números que se desprenden de estos informes y serán los vecinos junto al equipo de gobierno quienes negocien cómo se van a llevar a cabo las obras que faltan así como su financiación.

"La población, la extensión, el grado de ejecución de las infraestructuras y otros tantos factores serán los que tenemos que valorar a la hora de afrontar este proceso al que hay que señalarle un horizonte temporal realista", ha indicado el alcalde.

La auditoría refleja una descripción gráfica del estado actual de estos complejos urbanísticos. "Contamos con las cifras que nos dicen la inversión que supondría finalizar las obras de urbanización y el coste que sería para las arcas municipales completar los servicios", ha dicho el edil de Infraestructuras, José Carlos Martín.

El concejal ha apuntado que "ahora esos datos son los que hay que poner en valor para ir recepcionando de la manera más factible para el Consistorio", indicando que "el proceso se irá ajustando paulatinamente a los diferentes ejercicios presupuestarios".

Este análisis para la recepción de las cerca de 200 urbanizaciones con las que cuenta el término municipal ha sido confeccionada por las empresas Cemosa e Ingenia en tres lotes.

El primero se refiere a los sectores clasificados como urbanos en el PGOU de 1987 cuyo precio de auditoría asciende a 44.467 euros. El segundo tramo suma 26.010 euros y se ha ceñido a los sectores clasificados como urbanos en el PGOU de 1999. Finalmente, el tercer lote ha sido el de los sectores clasificados como urbanizable en el PGOU 1999 y cuyo pecio se sitúa en 26.580 euros.

Según el concejal de Urbanismo, Andrés Ruiz, tras este estudio, "hay que dar el paso de comenzar la recepción a través de dos fórmulas jurídicas diferentes: o por finalización de obras o por recepción tácita".

"Toda esta actuación afecta un ámbito de 8,8 kilómetros cuadrados de superficie entre viales y zonas de áreas libres. Se le va a poner solución definitiva a la situación de estos complejos urbanísticos en todo el término municipal con garantía jurídica algo que es complicado y lleva su tiempo", ha destacado.

Consulta aquí más noticias de Málaga.