El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, este martes en el Senado.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, este martes en el Senado. EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, defendió este martes que "hay que perseverar" en las políticas que hasta ahora ha desarrollado su Ejecutivo para atajar la brecha de género que afecta a las mujeres. En la sesión de control en el Senado, Rajoy admitió que "queda mucho por hacer", pero sostuvo que en España "avanzamos" en esta materia, "vamos a mejor", y que "si mantenemos las mismas políticas, podremos presentar cada vez un mejor resultado".

Rajoy respondió así al portavoz socialista en la Cámara Alta, Ander Gil, quien le preguntó por las acciones que el Gobierno piensa llevar a cabo "contra la desigualdad de género en España". En su réplica, el presidente no anunció nuevas medidas, y tampoco respondió a una petición directa de Gil, quien le reclamó que apruebe por decreto una partida de 200 millones de euros para aplicar el pacto de Estado contra la violencia de género, aprobado en septiembre de 2017 y al que el Ejecutivo aún no ha destinado ni un euro, como vienen denunciando los socialistas.

El presidente insistió en que trabaja con el objetivo de "que la igualdad legal se traduzca en real" y consideró que "hay resultados que indican que vamos en la buena dirección", especialmente en la brecha "más urgente" y que "mayor desigualdad" implica: la diferencia entre quienes tienen un empleo y los que no. "Lo más urgente es resolver el problema del paro", defendió Rajoy, que aseguró que "ya hemos recuperado todo el empleo femenino perdido en la crisis" y que en febrero de este año había 280.000 mujeres más afiliadas a la Seguridad Social que un año antes.

Rajoy también aportó datos para defender que se ha reducido la brecha en materia de emprendimiento -"el número de mujeres empresarias ha aumentado en casi 100.000 desde el peor momento", dijo- y en materia de pensiones, con la aprobación de un complemento para las mujeres que han tenido hijos. Finalmente, y sobre la brecha salarial, la cifró en un 14,9%, y apuntó que es un dato mejor que "la media europea" y que la de países como Alemania, Francia, Holanda y Dinamarca.

Gil, por su parte, pidió a Rajoy "medidas de calado" y "meterse a saco" en la lucha contra la desigualdad. "Sus seis años de gobierno han significado un importante retroceso", dijo el portavoz del PSOE, que expuso que la diferencia entre el paro masculino y el femenino se ha cuadruplicado desde 2011, que "casi el 70%" del empleo temporal a tiempo parcial lo realizan las mujeres, que la brecha salarial es del 22,9% y que entre los y las pensionistas esa diferencia se eleva "a casi el 40%". "Son un Gobierno que va 20 o 30 años por detrás de las mujeres de este país (...). Anuncie algo, haga algo", reclamó Gil a Rajoy.

Ante las críticas del PSOE, Rajoy le dijo a la bancada socialista que durante la última legislatura de Zapaetro "1,4 millones de mujeres perdieron su puesto de trabajo". "No están en condiciones de dar ninguna lección a nadie (...). Queda mucha por hacer, pero ustedes recorrieron el camino en dirección contraria y nosotros trabajamos en la buena dirección. Hay que perseverar en las políticas que funcionan, no porque lo diga el PP, sino porque la Historia demuestra que funcionan y las suyas no hay funcionado", espetó Rajoy a Gil.