La evolución de estas variables ha sido "sustancialmente positiva" en el caso del ahorro neto, ya que en 2016 fue incluso negativo situándose en un déficit de 1,5 millones de euros. Por lo que respecta a la capacidad de ahorro, la gestión municipal ha permitido alcanzar los 20 millones de euros, frente a los 9,9 del ejercicio anterior y los 490.000 euros del 2015.

El concejal de Economía y Hacienda en el Ayuntamiento de Granada, Baldomero Oliver (PSOE), ha confirmado así "el inicio de la recuperación económica de las arcas municipales" gracias, según ha explicado, a variables como la contención del gasto que, pese a incrementarse en un cinco por ciento, con obligaciones reconocidas de 273 millones, es muy inferior a la subida en un 23 por ciento de los derechos reconocidos, fijados en 312 millones de euros.

El portavoz del equipo de gobierno, quien ha reconocido que "aún queda mucho por hacer", ha asegurado que las medidas adoptadas por el actual equipo de gobierno, del PSOE, entre las que ha citado el Plan de Ajuste y diversas operaciones financieras, "nos indican que hemos adoptado medidas responsables y serias, muy lejos del despilfarro en beneficio de unos pocos con el que el PP gestionó este Ayuntamiento durante más de una década".

La ciudad vuelve, según ha indicado, "a la senda de la normalidad económica al experimentar una mejora también en variables como su deuda financiera, situada en 218 millones de euros, 18 puntos por debajo de la alcanzada en 2016, y la recaudación líquida, que ha pasado de 228 millones de euros en 2016 a 283,7 en este ejercicio presupuestario".

Mención especial ha realizado de la variación del remanente de tesorería interanual que ha pasado de 61,8 millones negativo a 40,1 millones negativo, con lo que la ciudad "rompe la tendencia de incrementar cada año en 30 millones en negativo esta variable que refleja la liquidez del Ayuntamiento".

Para Baldomero Oliver, la liquidación del presupuesto de 2017 muestra una tendencia de mejora de la economía de Granada, a la vez que "da un respiro y nos establece las líneas estratégicas a seguir en el futuro y nos permite obtener un documento sólido para la elaboración del próximo presupuesto".

Para el equipo de gobierno esta liquidación presupuestaria supone un "punto de inflexión" y denota que "ha cambiado la política económica" frente a los resultados que se desprenden de "las cuentas del PP" en el informe de la Cámara de Cuentas de Andalucía relativo al ejercicio 2015.

A su juicio, este informe viene a evidenciar lo "que ya se sabía" de la gestión económica del anterior equipo de gobierno y la actual liquidación presupuestaria refleja que se están "tomado las medidas adecuadas para que cambie la tendencia".

Consulta aquí más noticias de Granada.