El alcalde de Murcia durante la presentación dl proyecto 'Murcia Río'
El alcalde de Murcia durante la presentación dl proyecto 'Murcia Río' AYUNTAMIENTO DE MURCIA

El alcalde de Murcia, José Ballesta, ha presentado este martes el nuevo paseo fluvial que vertebrará el proyecto trasformador de la ciudad 'Murcia Río', un itinerario verde que afecta a una superficie de 19.825 m2 que se destinará íntegramente al uso peatonal y ciclista, con zonas familiares de estancia y paseo y carril bici segregado y bidireccional.

En la presentación han estado presentes miembros del Consejo Social de la Ciudad, como representantes de los distintos colectivos, asociaciones y entidades que conforman la sociedad murciana, así como los concejales José Guillén, Rebeca Pérez y Antonio Navarro.

El itinerario se establecerá junto a la margen izquierda del río, conectando la zona de la pasarela Manterola con la Alameda del Malecón, al otro lado de la autovía, mediante la creación de un paseo que permitirá "asomarse al Segura", ha destacado José Ballesta, quien ha apuntado que "este espacio dotará a Murcia de un nuevo atractivo, abriendo un parque de naturaleza y ocio que permitirá que los murcianos y murcianas vuelvan su mirada hacia el río como elemento de integración y de articulación urbana".

El alcalde ha acentuado que este proyecto se ha diseñado pensando en tres aspectos fundamentales. En primer lugar, establecer una nueva conexión de la ciudad con la Huerta, a través de este margen izquierdo en una actuación paisajística, ambiental y social, y segundo, abrir nuevas conexiones entre el Malecón y el río.

De hecho, ha indicado, "se establecerá una nueva conexión paralela al discurrir de la autovía, de tal manera que tendremos un circuito circular que desde su inicio en el Malecón permitirá recorrer toda la mota y volver". A ello se sumarán los dos nuevos jardines en los que estamos trabajando actualmente, el de las Cuatro Piedras y la Alameda, que también son nuevas conexiones entre el Malecón y el Segura, ha añadido Ballesta.

En tercer lugar, ha continuado el primer edil, "este proyecto se articula como un elemento de cohesión humana y social, puesto que supone la creación de una gran zona peatonal, con zonas de estancia y también un carril bici".

El proyecto del paseo fluvial recibió ayer el visto bueno de la Junta de Gobierno, lo que supone un nuevo impulso al proceso transformador de la ciudad en el que trabaja el Ayuntamiento. Su presupuesto de contratación es de 3,5 millones de euros y el proyecto plantea un plazo de ejecución de un año.

El nuevo paseo abarca áreas plenamente urbanas con zonas periurbanas y de huerta, por lo que su objetivo será la vertebración y conexión paulatina de la ciudad con su entorno agrícola y natural, según informan fuentes municipales.

De esta manera, habrá un paseo urbanizado junto al río, desde Manterola hasta la zona trasera de Murcia-Parque y el conservatorio, que dará paso a una zona de transición más verde y naturalizada en el frente fluvial del actual aparcamiento disuasorio del Malecón, desde la que se accederá a las zonas de huerta y los nuevos espacios verdes de la Alameda del Malecón y de las Cuatro Piedras.

Otra función primordial de este proyecto es promover la relación de los ciudadanos con el río, abriendo un nuevo paseo peatonal que sobresaldrá ligeramente por encima del río y con visión directa a su cauce, como un itinerario alternativo al del Malecón. La conexión entre estos dos circuitos peatonales se articulará mediante una vía verde que bordeará el actual aparcamiento disuasorio.

También se crea una zona de protección visual desde el paseo del Malecón, mediante una franja verde paralela a este que recupere la imagen tradicional de huerta que se tenía desde el paseo, y que oculte el área de aparcamiento.

Además, con esta actuación se pretende recuperar la naturalización y la accesibilidad a la orilla del río, que ha estado presente a lo largo de la historia de la ciudad, creando también una plataforma a ras del nivel del agua que permita el acceso de maquinaria de la CHS y el paseo junto al río. Se acondicionará parte del actual complejo Murcia Parque para crear un nuevo acceso desde el cauce.

PLATAFORMA 'VOLADA' SOBRE EL CAUCE

Desde el arranque del itinerario, en la zona de la pasarela Manterola, hasta la trasera del conservatorio, se desarrollará un paseo de carácter urbano, cuya base sobresaldrá ligeramente por encima del río. Se plantea como una plataforma que se asoma al cauce del Segura, protegido por una barandilla liviana y donde se diferencian los itinerarios peatonales, junto al río, y para bicicletas con carril-bici segregado, en el lado interior.

La separación entre estos dos ámbitos, rodado y peatonal, se hace efectivo por un pequeño desnivel que arranca en el inicio del paseo y que va disminuyendo hasta llegar a desaparecer en la zona final de este itinerario. Además se prevé una hilera arbolada con álamos, almeces u olmos, acompañada de plantas arbustivas y ornamentales de carácter mediterráneo (laurel, retama, rosáceas, saúco, zarzas, tarays).

En el inicio del itinerario se proyecta un pórtico de acceso que marca la entrada al paseo fluvial. Más adelante, en la zona peatonal, se habilitarán espacios de estancia con bancos e iluminación en farolas y suelo, han explicado las mismas fuentes.

Aproximadamente a un tercio del recorrido, una plaza-mirador se convierte en zona de descanso y reunión. Siguiendo el recorrido, se produce una ampliación del ancho del paseo a la altura de la piscina y auditorio de Murcia Parque, de manera que vuelve a crearse una plaza donde desembocará la futura pasarela que conecte con la plaza de la Ciencia, en la otra orilla del río.

La zona ajardinada se contempla como una pantalla vegetal entre el río y el aparcamiento, con especies arbóreas de ribera (almeces, fresnos, laurel, robles, olmos, sauces), que irán dando paso a otras especies de tipo mediterráneo y de huerta, creándose parterres de separación con el actual aparcamiento a base de frutales (limoneros, naranjos, caquis, nísperos, higueras, moreras olivos, granados) y una hilera de palmeras. Todo este estrato superior arbolado irá acompañado de un segundo estrato bajo arbustivo con espacies compatibles (lavanda, laurel, salvia, romero, mirto) que tapizará toda la superficie vegetada.

Entre toda esta superficie vegetal discurrirán los itinerarios peatonales y de bicicletas en dirección hacia la autovía, encontrándose en el área central del parque con un espacio abierto rodeado por una pérgola con cubierta vegetal y que supone el punto de reunión y de actividades principal de esta zona.

Los recorridos continúan hasta pasar bajo el puente de la autovía, donde conecta con el actual carril-bici que discurre por la mota izquierda hasta la Alameda del Malecón y Alameda de las Cuatro Piedras. En esta zona bajo el puente de la autovía se plantea hacer una bajada rodada para maquinaria de mantenimiento de la CHS a una plataforma inferior a ras del cauce del río. Este nivel inferior será también accesible peatonalmente y se tratará con vegetación arbustiva de ribera para naturalizar su aspecto.

Desde esta zona verde naturalizada de transición entre huerta y ciudad y de separación visual entre el cauce y el aparcamiento, parte un itinerario perpendicular al río siguiendo el pie del talud de la autovía hasta conectar con el Malecón, de manera que estos dos paseos tengan una fácil comunicación y queden relacionados entre sí creando un itinerario "circular" que permita la ida y vuelta indistinta por ambos caminos.

Todo el desarrollo del proyecto contará con un componente de 'smartización'.

En el siguiente enlace puede descargarse el vídeo con la recreación virtual del proyecto: https://we.tl/Mh2nNyKTO8

Consulta aquí más noticias de Murcia.