El subdelegado del Gobierno en Cáceres, José Carlos Bote, ha señalado que, en los próximos días, el juez podría solicitar pruebas de balística y tomar declaración a "todos" los agentes implicados en el dispositivo que se desplegó para captura al preso, que se fugó cuando iba a prestar declaración al Palacio de Justicia por un presunto delito de tenencia ilícita de armas.

Bote ha pedido "paciencia" para esclarecer los hechos y ha desmentido algunas de las informaciones que han aparecido sobre la situación laboral del agente implicado en el suceso. "Están saliendo noticias en la prensa que no son ciertas y rogaría que se respetase la investigación", ha dicho, al tiempo que ha reiterado que "hubo varios disparos" pero "la inmensa mayoría" fueron al aire para intimidar el reo fugado.

"Lo que ocurrió después nadie lo sabe", ha subrayado. "Las investigaciones siguen y cuando podamos deciros noticias fehacientes y claras saldremos y las diremos", ha insistido Bote que ha añadido que lo que ocurrió el viernes es "un hecho que a nadie le gusta" y lo ha calificado de "puntual" ya que, según los últimos datos de criminalidad, "Cáceres es la ciudad más segura de España", recalcó.

ATRACO EN LA MADRILA

Respecto al atraco que se ha producido en la zona de La Madrila en la capital cacereña donde dos personas han denunciado que alguien armado les ha atracado y les pidió el dinero y el teléfono móvil, Bote ha señalado que parece "desproporcionado" que para robar un móvil se use un arma, por lo que apunta a la posibilidad de que pudiera ser falsa o simulada. "No obstante, se está investigando y es mejor no hacer hipótesis", ha dicho.

En referencia a otro suceso acaecido este martes a las puertas de los juzgados de Plasencia donde un hombre ha sido detenido tras intentar quemarse a lo bonzo, el subdelegado ha aclarado que los datos de él maneja apuntan a que el hombre lo que quería era "cometer un incendio en la puerta de los juzgados".

"Al intentar prender fuego a la gasolina se ha producido un fuego que le ha afectado, pero no pretendía autolesionarse", ha dicho Bote, que no obstante aclara que no hay datos suficientes todavía para aclarar las circunstancias de los sucedido.

Bote ha hecho estas declaraciones a la salida de la Junta de Seguridad Local de Cáceres donde se ha diseñado el dispositivo de seguridad para la Semana Santa y en la que también ha participado el concejal de Seguridad Ciudadana, Rafael Mateos.

Mateos, al ser preguntado por el caso del robo de la pistola del jefe de la Policía Local no ha querido hacer declaraciones y se ha limitado a decir que las investigaciones las está llevando a cabo la Policía Nacional.

No obstante, ha aclarado que las cámaras de seguridad de la jefatura "existen" y "graban". "No vamos a desvelar ningún dato más", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Cáceres.