Este año cientos de familias con niños de entre 0 y 3 años no tendrán otro remedio que pagar una guardería privada al no encontrar plaza en las públicas de la Xunta ni recibir tampoco la ayuda oficial para afrontar ese gasto.

De hecho, en 2007 un total de 387 las familias (el 55% de las que pidieron la ayuda) se quedaron sin el cheque infantil que cada año concede la Consellería de Vicepresidencia, a pesar de que el volumen de solicitudes es cada vez más elevado.

En la provincia, por ejemplo, se presentaron cerca de 700 instancias (100 más que el año anterior) de padres pidiendo el cheque de la Xunta, que supone un gran alivio para las economías familiares. Así, de los 400 euros que se abonan cada mes en una escuela infantil privada en la ciudad, con este apoyo los padres abonan un máximo de 143 euros, lo que permite un ahorro de casi 250 euros.

Listas interminables

La ciudad de A Coruña es el municipio de la provincia con mayores problemas de espacio en las guarderías, ya que 542 familias no lograron conseguir una plaza para sus hijos en las guarderías autonómicas, en las que se ofertan una media de 350 plazas en cuatro escuelas (Ventorrillo, Cativos, As Mariñas y Elviña).

En Galicia se presentaron el año pasado 3.000 solicitudes, aunque finalmente en la comunidad se concedieron 1.198 cheques (91 más que el año anterior). La provincia en la que más se recibieron fue Ourense (421), seguida de Pontevedra (322), A Coruña (305) y Lugo (150).

Cómo y dónde pedirlo

La concesión del cheque infantil depende de varios factores, pero el principal es el económico. La Xunta prioriza a las familias con menos recursos y la ayuda puede llegar en esos casos a cubrir el 100% del coste de la guardería privada.

Además, los ingresos por cada miembro de la familia no pueden superar los 895 euros. El plazo para pedir el cheque se suele abrir en marzo y las solicitudes se dejan en las escuelas autonómicas. La chequera cubre 11 meses de actividad escolar