Fernando Clavijo
Fernando Clavijo PARCAN - Archivo

En respuesta a una pregunta del Grupo Popular sobre el funcionamiento del ente, ha comentado que la votación es el ejemplo del "fracaso absoluto de la política", pues los grupos parlamentarios han querido hacer "política pura y dura y obstaculizar la gestión de la tele".

El presidente ha incidido en que el Gobierno "no tiene competencias" sobre el ente autonómico, ya que residen en el Parlamento, y se ha demostrado que su control es "bastante poco efectivo", hasta el punto de que ha hecho "pasar un mal trago a magníficas profesionales que se han visto en un escenario poco agradable", en referencia a las periodistas Marta Cantero y Carmen Zamora.

Además, ha criticado la "confusión intencionada" de gestión con control, subrayando que la gestión "no es un desastre", pues no ha habido otro director de RTVC que haya venido más a la Cámara a dar explicaciones.

"Quizá al Consejo Rector y la Comisión de Control, en ningún momento le han interesado los contenidos y se han dedicado a politizar", ha agregado.

Ha dicho también que el modelo de RTVC "lo definió el Parlamento anterior" y el Gobierno lo que hace es destinar recursos económicos que después aprueban los diputados.

El presidente del Grupo Popular, Asier Antona, ha apuntado que la votación sobre las vacantes de RTVC "da la razón al PP" y confirma que la gestión "es un despropósito, un desastre y un cúmulo de disparates".

Antona ha mostrado su "solidaridad y reconocimiento" para los "magníficos" profesionales del ente, "que aguantan con estoicidad el disparate de la gestión, de la audiencia, y la judicialización, que es una malísima noticia".

Ha tildado de "lamentable" el rechazo por cuarta vez a cubrir las vacantes, del que no es responsable el PP, que ha lanzado un "flotador" al presidente "para sacarle del callejón sin salida" en que se encuentra RTVC.

En ese sentido, Antona ha propuesto reformar la ley de RTVC "para recuperar la cordura", que el Parlamento recupere el "control efectivo", un director que "no se fiscalice a sí mismo", un Consejo Rector que participe en el control y la aprobación del gasto, "despolitizar" la tele, implantar el consejo de informativos y otorgar "competencias claras" a los servicios jurídicos de la Comunidad Autónoma.