La empresa ha anunciado la "próxima ejecución de 9 despidos" que, si no se producen de manera voluntaria, serán efectuados por "causas objetivas" -con sólo un despido más la empresa hubiera estado obligada a presentar Expediente de Regulación de Empleo y, por lo tanto, a negociar con el Comité de empresa las circunstancias de estos despidos-.

Para plantear estos despidos, ha señalado el sindicato, la dirección de Lispar "argumenta falta de carga productiva; una carga que, sin embargo, el Grupo "está desviando a otros centros fuera de España,concretamente a Tánger". De hecho, otras empresas filiales de Lispar en La Rioja "reconocen sobre saturación de trabajo, hasta el punto de que están planificando la implantación de un nuevo turno de trabajo".

Así las cosas, UGT-FICA teme que "estos primeros 9 despidos sean el inicio de muchos más si no se frena el desvío de la producción a otras plantas fuera de España".

Y en este sentido, el sindicato "prevé mantener en próximos días una reunión con la dirección del Grupo para exponer su rechazo a estos despidos y a la deriva que está tomando la producción de la fábrica".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.