El detenido, con antecedentes y acusado de un delito de hurto en el interior de un vehículo y utilización fraudulenta de tarjeta, fue puesto en libertad con cargos, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado hoy, aunque la detención se produjo el 20 de febrero.

El robo fue denunciado por su propietarioel 12 de enero en las dependencias policiales, donde indicó que, entre otros efectos, le habían sustraído la tarjeta de crédito del interior del vehículo.

Explicó que había recibido recientemente la tarjeta y que la tenía en el coche dentro del mismo sobre en la que se la enviaron, sin haber realizado la preceptiva activación. Con dicha tarjeta intentaron realizar varias extracciones, puesto que el número PIN se encontraba junto a la tarjeta.

El denunciante se percató de que le habían robado la tarjeta cuando empezó a recibir en su terminal móvil mensajes solicitando la aprobación de operaciones de extracción bancaria.

Agentes de la Policía Judicial iniciaron una investigación, siguiendo el rastro de las múltiples ocasiones en las que se intentó la extracción de efectivo, así como la que el ladrón consiguió realizar con éxito y que ascendió a 300 euros.

Fruto de las gestiones realizadas, se logró a finales del mes de febrero la identificación plena y posterior detención del presunto autor de los hechos.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.