La Asociación Nacional del Rifle
Un estadounidense porta un arma en una convención de la Asociación Nacional del Rifle. ARCHIVO

El Senado de Florida ha aprobado este lunes una ley de seguridad escolar que eleva a 21 la edad mínima legal para comprar fusiles en el estado y restringe el número de profesores que podrán acudir armados a los centros educativos.

La medida, que también recoge la creación de nuevos programas de salud mental en los colegios e institutos, ha sido aprobada con 20 votos a favor y 18 en contra.

Un gran número de senadores republicanos han rechazado la idea de aumentar la edad mínima para hacerse con dichas armas y se ha opuesto a la idea de establecer un periodo de tres días de espera antes de poder adquirir un rifle.

Los demócratas, por su parte, han denunciado que la ley no provocará un cambio significativo dado que no incluye una prohibición total de la venta de rifles y permite la compra de grandes cantidades de munición.

El Senado, que ha enmendado así una ley que buscaba armar a todos los profesores de las escuelas, ha indicado que los maestros tendrán que someterse a un programa antes de poder portar armas en sus respectivos lugares de trabajo.

La normativa, que queda ahora en manos de la Cámara de Representantes, ha sido aprobada tres semanas después de que 17 personas murieran a manos de un joven de 19 años en un tiroteo en un instituto de Parkland, en Florida.

Tras la masacre, Donald Trump propuso armar a los profesores en un intento por frenar este tipo de ataques y aseguró que una escuela sin armas es una diana para "la gente malvada".

La decisión del Senado de Florida supone un duro revés para la Asociación Nacional del Rifle (NRA), que se ha opuesto a aumentar las restricciones. El gobernador del estado, el republicano Rick Scott, también se había mostrado contrario a armar a los profesores.

A finales de febrero, Scott abogó por elevar de 18 a 21 la edad mínima para comprar armas e instó a los congresistas a nivel estatal a aprobar una restricción del acceso a las armas para los jóvenes y aquellos ciudadanos que padezcan trastornos mentales.

"Soy miembro de la NRA, apoyo la Primera y Segunda Enmienda y toda la legislación al respecto. También soy un padre y un abuelo, y un gobernador", aseveró el gobernador, que insistió en que "todos tienen una labor difícil delante que busca equilibrar los derechos individuales con la necesidad de que exista una seguridad pública".

La edad mínima legal a nivel nacional para comprar una pistola es 21. Sin embargo, un ciudadano de 18 años puede adquirir un rifle en Florida sin ningún periodo de espera de por medio. El Senado rechazó durante el fin de semana prohibir la venta de rifles de asalto.

La ley también incluye una financiación de unos 400 millones de dólares destinados a varias iniciativas y programas de salud mental para garantizar una mayor seguridad en los colegios e institutos.