En un comunicado difundido a través de Galicia Bilingüe, las trabajadoras denunciadas señalan que la usuaria llegó "fuera del horario de atención al público" y se le facilitó "toda la información verbal y documental" relacionada con el asunto solicitado.

"No fue hasta el final de la consulta, cuando esta ciudadana solicitó ser atendida en gallego, en un tono muy desagradable, que no se correspondía con el empleado hasta ese momento por ninguna de las partes", señalan.

Las trabajadoras señalan que se vieron obligadas a trasladado la "dificultad de atender su petición" después que la denunciante emplease "gallego reintegracionista, como el que después empleó en el escrito de queja", y "una actitud hostil, dificultando en gran medida su comprensión".

"En ese momento, la ciudadana comenzó a faltarnos al respeto, con comentarios tales como que nos negábamos a hablar gallego porque éramos de la 'sección femenina', o que 'queríamos que volviese Franco'. También nos dijo que nos marchásemos de Galicia. Al verla alterada, un compañero se ofreció amablemente a hablar con ella, accediendo a su petición de ser atendida en gallego, algo que ella ya no quiso aceptar". Por ello, han tachado de "totalmente falso" la supuesta negativa a atender a la mujer en gallego.

Finalmente, han denunciado que, a partir de este incidente, "comenzó una campaña de acoso" en las redes sociales e "incluso telefónicamente", llegando a recibir llamadas de teléfono con comentarios como 'ya eres famosa en internet' o 'por fin le pongo voz a la facha', hechos por los que han presentado denuncia ante la Policía Nacional el día 2 de marzo de 2018.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.