La primera en tomar la palabra durante la Comisión de Presidencia y Participación Ciudadana que acoge estas comparecencias ha sido la representante de la FACC, Cecilia Pérez. A su juicio, el Plan observa una realidad "que ya ha llegado" y que supone el "principal desafío" para la sociedad asturiana. Para la FACC las medidas incluidas deberían desarrollarse "con la mayor celeridad" y una actitud "proactiva".

Si bien ha considerado que el plan "recoge muchas medidas" necesarias, Pérez ha echado en falta una mayor definición del papel de las entidades locales en la proyección, ejecución y evaluación de cada iniciativa que implique a los Ayuntamientos. Ha sugerido también que "sería mejor" fijar en el plan unos presupuestos anuales para poder "observar de manera desagregada" el esfuerzo durante la vigencia del plan.

La representante de UGT en la comisión, Mar Celemín, ha fijado su intervención en la necesidad de actuar "de manera más que inmediata" para combatir el reto demográfico. Como medidas concretas ha pedido actuar sobre el envejecimiento, las bajas tasas de natalidad, el "éxodo laboral" de los jóvenes con estudios superiores y los desequilibrios territoriales entre la zona rural y las ciudades.

Ha abogado también por medidas que favorezcan la conciliación laboral y familiar, la igualdad de oportunidades en el acceso al trabajo, la igualdad salarial entre hombres y mujeres y la necesidad de desarrollar una "conciencia colectiva" para hacer ver que la natalidad no es únicamente una responsabilidad de la mujer, sino "de todos".

"Mientras no seamos capaces de lograr una igualdad efectiva en la sociedad, no conseguiremos recuperar las tasas de natalidad. Mientras no implantemos la corresponsabilidad del cuidado de menores, de dependientes o labores del hogar, difícilmente revertiremos la tendencia de la natalidad y demografía", ha señalado la representante de UGT.

Desde CCOO, Gilberto García ha evidenciado algunas carencias del plan, relacionadas con la necesidad de incluir medidas que contribuyan a ajustar la oferta y la demanda en el mercado laboral, orientando la formación y los estudios a las necesidades del mercado.

Ha abogado también por asegurar una mejor atención pública a menores y dependientes para favorecer la incorporación al mercado laboral de la mujer, así como medidas de apoyo a la conciliación y tendentes a conseguir la implicación de los hombres en tareas de cuidado.

El representante de FADE, Ignacio García, ha echado en falta en el plan "énfasis" en todo lo relacionado con la economía regional, el reto laboral, el relevo generacional o el fomento de la cultura emprendedora.

Consulta aquí más noticias de Asturias.