La playa de Montgat durante uno de los temporales con fuerte oleaje que han afectado este invierno a la costa barcelonesa.
La playa de Montgat durante uno de los temporales con fuerte oleaje que han afectado este invierno a la costa barcelonesa. AMB

El servicio de playas del Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB) alerta de la detección de una importante y acelerada regresión de algunas playas del litoral metropolitano a lo largo de los últimos años. El ente advierte que los episodios de lluvia y de viento, como los de la semana pasada, aún agravan más el problema.

En este sentido, el AMB ha anunciado que está trabajando junto a la Generalitat y al Estado para elaborar un plan de estabilización conjunto para paliar la situación.

Dentro de este escenario, indica que la zona más perjudicada es la de la costa norte de la capital catalana, donde se ubican playas urbanas y estrechas, y que en los últimos tiempos han experimentado una pérdida muy importante de su longitud y de la superficie de arena.

Un kilómetro menos de litoral en Montgat Nord

Es el caso de Montgat Nord, donde ha desaparecido más de un kilómetro de litoral y ha provocado el movimiento de roca del rompeolas que soporta la línea de Rodalies del Maresme, así como la destrucción de duchas, escaleras de acceso a la playa o juegos infantiles.

Igual que en Montgat, el escenario es complejo en la playa de la Mora de Badalona, que ha vuelto a desaparecer. En cuanto a Barcelona, la playa de la Barceloneta se ha reducido en algunos puntos hasta a menos de cinco metros de anchura, y el mar llega hasta equipamientos y prácticamente hasta locales comerciales.

Mejor situación en el Llobregat

La amplitud de las playas y la presencia de dunas híbridas en el litoral metropolitano sur paran ligeramente la problemática de regresión, aunque también se dan incidencias estructurales. En El Prat de Llobregat, la rápida desaparición de la arena en el norte de la playa de Can Camins la ha dejado muy estrecha en la parte central, de forma que el mar ha invadido todo el ancho y ha inundado la carretera de acceso durante los últimos temporales. Esto ha provocado diversos daños en el mobiliario.

Además, la playa naturista, situada en el norte de Can Camins, desaparece completamente cuando hay oleaje. Por este motivo se han tenido que retirar los equipamientos.

En Viladecans, la playa del Remolar (situada dentro de los espacios protegidos del Delta del Llobregat) ha sufrido una fuerte erosión en los últimos dos años que ha hecho desaparecer la playa seca y una parte de las dunas naturales.

Playa afectada por un temporal

En el norte de Gavà, el estrechamiento progresivo de la playa ha generado un fuerte desnivel en el límite con el mobiliario y los equipamientos instalados, de manera que en algunos puntos el mar llega hasta a 20 metros de las edificaciones de primera línea de costa. El último temporal superó también la playa e inundó algunas calles adyacentes.

Los últimos temporales

Los últimos temporales con bajas presiones asociadas provocan que el nivel del mar suba alrededor de un metro de altura. Este hecho, junto al oleaje, ha causado algunas incidencias en Castelldefels. Se han producido inundaciones en grandes extensiones del sur de la playa o hasta donde comienzan las dunas, que han colapsado de arena y agua algunas desembocaduras de aguas pluviales, que no podían hacer su función porque quedaron por debajo del nivel del mar. 

Un plan conjunto

Para hacer frente a la situación, el servicio de playas del AMB está trabajando con el departament de Territori i Sostenibilitat y el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente para elaborar un plan de estabilización conjunto para paliar la situación.

Asimismo, ha indicado que después del último temporal, el servicio de playas del AMB volverá a montar elementos desplazados por el temporal (bancos, aparcamientos de bicicletas, pasarelas), vaciará los pozos de ducha que estén llenos de arena, volverá a instalar cierres de zonas dunares, aportará arena en zonas donde se hayan producido desniveles de terreno, adecuará los niveles de arena de los accesos, juegos infantiles y deportivos, retirará las acumulaciones de arena de plataformas, duchas, accesos, pasarelas y aparcamientos de bicicletas y limpiará los residuos que lleguen a la playa.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.