En un comunicado, Steilas ha denunciado que la Administración ha dado "por finalizada" la negociación en el Consorcio Haurreskolak, Educación Especial y el servicio de cocina y limpieza "con el beneplácito de LAB".

Para Steilas, el sindicato que lidera Garbiñe Aranburu ha decidido, "de manera unilateral e irresponsable, romper con la unidad sindical y dar un cheque en blanco al gobierno del PNV, sin tener en cuenta las reivindicaciones previamente consensuadas en todos los sectores".

Steilas ha advertido de que "no acepta el ultimátum dado por el Gobierno" y ha recordado que ha puesto "encima de la mesa" nuevas propuestas para "mejorar sustancialmente las ofertas del Departamento de Educación y del Consorcio Haurreskolak, ofertas ante las que el sindicato LAB está dispuesto a doblegarse".

"Mientras en el ámbito del colectivo de Educación Especial el Gobierno se ha acercado bastante a nuestras reivindicaciones, en el del Consorcio Haurreskolak no ha habido ningún cambio sustancial respecto a las propuestas previas a las movilizaciones", ha censurado.

Según Steilas, el acuerdo que LAB "está dispuesto a firmar" es "una vuelta de tuerca más en la privatización de la etapa 0-3 y como consecuencia conllevará la pérdida de cientos de puestos de trabajo". "Este acuerdo, en un sector especialmente feminizado, no mejora las condiciones laborales y solo aspira a seguir gestionando la precariedad, sin garantizar un servicio público de calidad para la etapa 0", ha indicado.

Por último, Steilas se ha reafirmado en la convocatoria de la huelga convocada en la enseñanza pública no universitaria y Haurreskolak Partzuergoa para los próximos días 14 y 15 de marzo.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.