Equipo de partos entrenando en una simulación con un maniquí.
Equipo de partos entrenando en una simulación con un maniquí. GOBIERNO DE NAVARRA

Esta iniciativa, que ha constado de una hora de teoría y dos de práctica, ha permitido realizar la recreación de maniobras con un maniquí y un simulacro obstétrico de todo el equipo coordinado. Han participado obstetras, matronas y auxiliares que trabajan en la Unidad de Partos y han podido realizar las prácticas en grupos de 5 personas por simulador.

Los organizadores del taller barajan la idea de repetir esta iniciativa durante los próximos meses en el hospital de la capital ribera, así como extenderla a los demás centros de la red hospitalaria navarra, ha informado el Gobierno foral en una nota.

La distocia de hombros (DH) es una urgencia obstétrica imprevisible e impredecible que puede presentarse durante el parto, pudiendo determinar complicaciones en la madre y en el recién nacido. Otra de las acciones, sobre la que se ofrece formación en este taller, es la lesión del plexo braquial. Se trata de una de las complicaciones fetales más importantes y se presenta alrededor del 2,3-16% de estos partos.

La mayoría parte de estos problemas se resuelve sin dejar ningún tipo de incapacidad siendo menos del 10% los casos que permanecen con alguna disfunción neurológica. Esta lesión es la causa de litigio más frecuente relacionada con la distocia de hombros y la tercera más frecuente relacionada con complicaciones obstétricas, ha añadido el Ejecutivo.

ENTRENAMIENTO ADECUADO Y FRECUENTE

"Se trata pues de una urgencia y es la causa de la mayoría de las demandas judiciales de Obstetricia en el Servicio Navarro de Salud. Pero, aunque no se pueda prevenir, sí que está demostrado que un entrenamiento adecuado y frecuente del personal implicado mejora mucho la tasa de complicaciones", según explican los organizadores del taller.

El manejo de esta urgencia obstétrica se realiza con todo el equipo de partos, siendo necesaria la colaboración y trabajo coordinado de obstetra, matrona y auxiliar de partos. Se considera, por tanto, imprescindible la formación práctica de todo el personal en las maniobras obstétricas de la distocia de hombros.

Para la realización de este taller y los que se realicen en el futuro, en los centros de la red hospitalaria navarra, se cuenta con dos maniquíes simuladores de partos para realizar la parte práctica. "Es la mejor manera de aprender e interiorizar las maniobras a realizar, haciendo después la práctica clínica más segura y fiable", añaden los responsables del taller. Realizarlos de forma regular se ha mostrado como la manera más útil para disminuir la tasa de complicaciones maternas y fetales en estos casos. "Además, son unos talleres muy bien valorados por todos los profesionales", concluyen.

La realización de estas acciones, que están teniendo lugar en el Hospital Reina Sofía de Tudela, suponen un primer paso en formación con simulación en Obstetricia, dentro del ámbito de la Comunidad foral.

Consulta aquí más noticias de Navarra.